Última hora

Última hora

La plantilla de Volkswagen Bélgica abre las hostilidades contra el grupo alemán, tras anunciar 4.000 despidos

Leyendo ahora:

La plantilla de Volkswagen Bélgica abre las hostilidades contra el grupo alemán, tras anunciar 4.000 despidos

Tamaño de texto Aa Aa

Miles de operarios de la planta de Forest, cerca de Bruselas, han aireado su frustración y cólera por la decisión de la multinacional de Wolfsburg de renunciar a la fabricación del modelo Golf. Un trabajador destaca que la decisión afecta también a centenares de empresas contratistas que trabajan para Volkswagen.

La reestructuración implica convertir la factoría belga en una mera planta de ensamblaje, concretamente del Polo, vehículo que actualmente supone apenas el 5% de la producción. Un operario comenta: “aseguran que mantendrán 1.500 puestos de trabajo, pero no creemos esa promesa. Seguramente terminen por cerrar la fábrica el año que viene. Nos dicen 1.500 empleos para darnos esperanzas y hacernos callar”.

La cifra de 4.000 despidos es segura, y forma parte de una gran reorganización del grupo Volkswagen, que sólo en Alemania le costará el empleo en los próximos años a 20.000 trabajadores. En las plantas de Pamplona y Palmela (Portugal) existe preocupación por el futuro y solidaridad con la situación presente de sus colegas belgas.