Última hora

Última hora

Sindicatos y autoridades belgas intentan paliar la catástrofe laboral de la planta de Volkswagen

Leyendo ahora:

Sindicatos y autoridades belgas intentan paliar la catástrofe laboral de la planta de Volkswagen

Tamaño de texto Aa Aa

Mientras, el personal de la fábrica entra en su tercer día de huelga en protesta por la decisión del grupo de Wolfsburg de despedir a 4.000 trabajadores.

“Nuestros salarios serán congelados a partir de mañana”, señala este trabajador. “Desde el lunes sólo podremos recibir 25 euros por día de huelga. Y que cree que podemos hacer en esas condiciones. Con ese dinero no se puede vivir.”

Sin contar con la presencia de representantes de la matriz alemana, el gobierno belga y las instancias regionales, que tienen jurisdicción sobre la factoría de Forest, negocian ya con los trabajadores diversos escenarios para reinsertar laboralmente a los despedidos.

En un concesionario de la marca en la propia Forest se reconoce que es un trauma para la población.

Una dependienta lo explica:
“Hay mucha gente que trabaja allí, así el desempleo que generará el cierre será masivo. Es cierto que esa situación podrá provocar una disminución en las ventas de coches de esta marca”

La decisión de Volkswagen de trasladar la fabricación del Golf a Alemania es irreversible, a pesar de que la fábrica de Forest era campeona de la productividad tras numerosas mejoras en los últimos años. A corto plazo se convertirá en una mera fábrica de ensamblaje del Polo que supone actualmente el 5% de la producción.