Última hora

Última hora

Gran Bretaña inicia una reforma ambiciosa del sistema público de pensiones

Leyendo ahora:

Gran Bretaña inicia una reforma ambiciosa del sistema público de pensiones

Tamaño de texto Aa Aa

El objetivo central es elevar gradualmente la edad de jubilación a los 68 años. Londres anima además a los británicos a ahorrar para desactivar la bomba de tiempo que supone la financiación de las pensiones futuras. El ejecutivo laborista presenta la reforma, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial, como una necesaria solidaridad entre las generaciones.

A partir de 2048, la jubilación oficial podrá postergarse hasta los 68 años. Paralelamente para tener derecho a una pensión mínima, será necesario haber cotizado durante al menos 30 años, en lugar de los 39 del régimen actual. A 185 euros semanales se eleva la percepción de las mujeres jubiladas, mientras termina la indexación automática de las pensiones sobre la inflación.

Si el Reino Unido ha dado el paso, Alemania se lo plantea seriamente. El ejecutivo germano somete a la Cámara Baja, el Bundestag, un proyecto de ley que apunta también a elevar la edad de jubilación a los 67 años a partir de 2029. Paralelamente se pretende estimular a las empresas para que empleen a personal de más de 50 años. Actualmente apenas el 45% de los alemanes en ese grupo de edad siguen activos laboralmente. Por otro lado, como le sucede a una parte creciente de europeos, los alemanes necesitarán ahorrar por su cuenta para completar una pensión del estado que será insuficiente.