Última hora

Última hora

El gobierno holandés condecora entre protestas a los militares que no pudieron evitar la masacre de Srebrenica

Leyendo ahora:

El gobierno holandés condecora entre protestas a los militares que no pudieron evitar la masacre de Srebrenica

Tamaño de texto Aa Aa

Los familiares de las víctimas de Srebrenica se han manifestado esta mañana frente al Tribunal Penal Internacional para protestar por la decisión del gobierno holandés, que este lunes ha condecorado a los militares de su ejército que participaron en la fallida pacificación de los Balcanes. Una misión que ha pasado a la posteridad como uno de los grandes fracasos que ha cosechado Naciones Unidas desde su fundación, tal y como reconocía el ministro de defensa holandés durante la ceremonia.

“Durante años le decía Henk Kamp a sus hombres os han mirado por encima del hombro. Os han acusado injustamente de no haber sabido proteger un encalve improtegible y de no haber sabido defender a la población que lo habitaba, cuando en realidad no podíais hacer más de lo que hicisteis, porque os deajaron sólos ante una misión imposible”.

Esa misión imposible era proteger Srebrenica de las tropas serbias con un contingente de apenas trescientos cincuenta hombres. Para ello, los soldados holandeses tenían que colaborar además con el general Ratko Mladic, su enemigo natural, y el máximo responsable de la masacre que se desataría poco después.

Diezmil musulmanes murieron en julio de 1998 a manos de las tropas serbias, aunque podrían haber sido muchos más, ya que días antes de abandonar la región, los cascos azules consiguieron evacuar de la zona a varios miles de habitantes, principalmente mujeres y niños. A pesar de todo, la masacre de Srebrenica ha pasado a la historia como el mayor genocidio que ha vivido Europa desde la Segunda Guerra Mundial.