Última hora

Última hora

La policía británica califica la muerte de Alexander Litvinenko de asesinato.

Leyendo ahora:

La policía británica califica la muerte de Alexander Litvinenko de asesinato.

Tamaño de texto Aa Aa

El ex espía ruso, enemigo declarado de Vladimir Putin, murió en un hospital londinense el 23 de noviembre tras ser envenenado con polonio 210. Los investigadores aseguran haber encontrado rastros de esta sustancia radiactiva en la embajada británica de Moscú. Aunque, según las autoridades, se trata de una cantidad mínima y no supone ninguna amenaza para la salud pública. Scotland Yard busca las claves del misterioso caso en Moscú. Allí los investigadores han asistido al interrogatorio de uno de hombres que se reunió con el Litvinenko en Londres, Dimitri Kovtum, ex agente de los servicios especiales rusos. Mañana tienen previsto interrogar a Andrei Lugovoi, ex agente del KGB.

Ambos hombres se reunieron con Litvinenko en el hotel Millenium el mismo día en el que el difunto ex espía comenzó a sentir los primeros síntomas del envenenamiento, que tres semanas después acabaría con su vida. Lugovoi ha reconocido que se produjo ese encuentro, pero niega cualquier implicación en el caso. Mario Scaramella, el contacto italiano de Litvenienko, se encuentra bien y ya ha abandonado el hospital. Había sido ingresado el viernes tras dar positivo a las pruebas del polonio-210.