Última hora

Última hora

Litvinenko ha sido enterrado, pero la polémica persiste

Leyendo ahora:

Litvinenko ha sido enterrado, pero la polémica persiste

Tamaño de texto Aa Aa

Alexander Litvinenko, el ex espía ruso envenenado en Londres con polonio-210, ha sido enterrado dos semanas después de su muerte. Recibió sepultura en un ataud hermético para evitar cualquier escape radioactivo. Al funeral, celebrado en la Mezquita del parque londinense de Regents, acudieron familiares y amigos de Litvinenko, quien se había convertido al Islam antes de morir. También representantes de la comunidad chechena, entre ellos el líder de los independentistas en la capital británica, Akhmed Zakayev. “Denunció los crímenes cometidos por sus antiguos colegas, como lo hizo la periodista Anna Politkovskaya. Ella los expuso y él proporcionó las pruebas. Tuvieron que liquidarlo”, dijo Zakayev.

Mientras tanto, este jueves se ha sabido que varios empleados del hotel Millennium de Londres han dado positivo en las pruebas de radiación por polonio-210. Litvinenko se reunió en el bar de ese hotel con tres ciudadanos rusos justo antes de ser hospitalizado. Los tres están siendo investigados en Moscú, en la investigación paralela que llevan las autoridades rusas y británicas.

Uno de los testigos clave del caso, el empresario Dimitri Kovtun, tiene problemas de salud debido a la radiación. Fue una de las últimas personas en reunirse con Litvinenko antes de que enfermara y había sido interrogado durante los dos últimos días. El interrogatorio a Andréi Lugavoi, ex agente del KGB que también se reunió en el hotel londinense con Litvinienko, ha sido de nuevo aplazado. Hoy el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, aseguró que la investigación de Scotland Yard “no afectará a las relaciones bilaterales con el Reino Unido”. “No puedo juzgar cómo lo ve el lado británico”, dijo.