Última hora

Última hora

"La política exterior dinamizará el proceso de construcción europea", Mario Telò

Leyendo ahora:

"La política exterior dinamizará el proceso de construcción europea", Mario Telò

Tamaño de texto Aa Aa

Mario Telò es presidente del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad Libre de Bruselas. Un observatorio fundamental sobre la política europea. Telò opina que la UE podría dinamizarse a partir de sus relaciones exteriores, ya que en ese terreno donde se ha logrado un consenso y una cohesión entre los estados miembros. En otras palabras, las relaciones exteriores serían ese motor que se necesita para poner en marcha el proceso de integración de la Unión Europea.

EuroNews: Hablando sobre Europa en el mundo, la Unión Europea posee objetivos propios, además de una proyección económica importante. Sin embargo no posee una política exterior común y eso es una gran limitación. ¿no es cierto?

Mario Telò: Pese a las dificultades internas, la Unión Europea sale airosa de la situación de incertidumbre, de crisis internacional grave, tanto a nivel político como a nivel comercial. Los últimos hechos durante el semestre finlandés han sido en primer lugar el bloqueo de las negociaciones de Doha a nivel de la política comercial internacional. En segundo lugar, el fracaso de la política estadounidense en Oriente Medio. Eso es muy importante. Pero al mismo tiempo, las dificultades crecientes en torno a Rusia y una parte de los vecinos de Europa: Rusia y Turquía. Desde este punto de vista, nos encontramos en una nueva fase, en la cual los conflictos internos de la Unión, sus dificultades, la desunión, se superan más fácilmente a nivel de la iniciativa global externa, que a nivel de los contactos con los vecinos.

EuroNews: ¿Haría falta por lo tanto ese famoso documento, si es que acaso se le puede seguir llamando “Constitución”, para se pueda poner orden?

Mario Telò: Creo que habrá un nuevo tratado y que la presidencia alemana va a lanzar un procedimiento para desembocar en un nuevo tratado en el Consejo Europeo previsto para junio de 2007. Por otro lado, tal vez pueda tomarse acta del hecho de la ausencia de liderazgo europeo en esta ceremonia. Y no hemos visto el surgimiento de una vanguardia. Alemania no ha encabezado aún un grupo de vanguardia que pudiera conducirnos a un tratado constitucional en un tiempo relativamente limitado.

EuroNews: Pero parecería que incluso Alemania, que pronto presidirá la Unión a partir de enero, estaría lista para aceptar finalmente un tratado menos pesado?

Mario Telò: No podemos exigir demasiado a la presidencia alemana. La propia Alemania ha tenido que rebajar sus expectativas. Sencillamente porque el gobierno germano sufrirá un bloqueo ocasionado por la fecha tardía de las elecciones presidenciales francesas. Apenas tendrá una semana efectiva. No creo que pueda elaborar más de un procedimiento. La etapa esencial será durante la presidencia portuguesa, que podría preparar el borrador de un nuevo tratado, en el que se salve lo esencial de la primera y segunda parte del tratado constitucional.

EuroNews: Ya no estarán presentes los líderes políticos que vieron nacer la constitución. ¿Piensa usted que esa circunstancia será benéfica para el tratado, o más bien estima que puede resultar perjudicial?

Mario Telò: Europa no posee líderes supranacionales de la misma envergadura que en el pasado. Hasta la época de Mitterrand, de Kohl, incluso de González, había verdaderos estadistas europeos. Hoy tal vez los jefes de gobierno ya no tienen tiempo. ¿Por qué? Porque los imperativos de la globalización producen una fragilización de las democracias nacionales. La mayoría son frágiles, divididas y los líderes políticos están acaparados por la política interior, por las prioridades de la política interior. Esa situación hace que no tengamos líderes europeos de envergadura.

EuroNews: Una suerte de rechazo por parte de los pueblos europeos hacia la ampliación habría creado una crisis de la Unión Europea y por lo tanto el fin de su aspecto más formal o sea la constitución. ¿Está usted de acuerdo con este punto de vista, es que la ampliación es realmente un problema?

Mario Telò: Este debate presenta dos puntos de vista extremos. Por un lado los que dicen que el problema no existe, que hay que avanzar hacia la ampliación, que toda ampliación es positiva. La postura opuesta es la de congelar el contencioso de Turquía y dar mensajes claros sobre la imposibilidad de la Unión Europea de absorber a nuevos estados miembros, sopena de agravar el déficit democrático. A mi me parece que convendría trabajar sobre una posición intermedia.

Efectivamente es absurdo ignorar que los plebiscitos francés y holandés han sido provocados por le hecho de que los ciudadanos nunca fueron convocados a expresar realmente su opinión sobre una ampliación comunitaria que se quiere realizar a una velocidad extraordinaria. Así que, en efecto, hay que digerir de alguna manera la ampliación. El primer ministro finlandés ha hablado más bien de una fase de consolidación. Nuevas ampliaciones podrían tener lugar dentro de diez años, o sea dentro de una fase en la que la Unión Europea pueda, con las instituciones actuales, o incluso también con un ministro de asuntos exteriores propio, llevar a cabo esa vocación internacional. Lo realista es reforzar la región europea: o sea los estados miembros y el espacio alrededor de la Unión Europea. Son 500 millones de ciudadanos europeos y alrededor otros 500 millones de vecinos. Eso es, incluyendo a Turquía, un marco en el cual las políticas comunes son posibles, no sólo a nivel comercial, sino también a nivel de acciones de estabilización. Pienso que esa es la verdadera dimensión para situarse en el marco de un mundo globalizado, que si no está estructurado, puede provocar crisis en la democracia interna de los propios estados miembros de la Unión Europea.