Última hora

Última hora

Borell: "Si Europa no se une dejará de ser un polo de crecimiento, prosperidad, e influencia política."

Leyendo ahora:

Borell: "Si Europa no se une dejará de ser un polo de crecimiento, prosperidad, e influencia política."

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente del Parlamento Europeo, el socialista español Josep Borrell, concluye su mandato. La víspera de la última cumbre europea a Veinticinco, habló con EuroNews de los asuntos candentes de la Unión y de su futuro político.

EuroNews: Señor presidente, al cabo de dos años y medio presidiendo el Parlamento Europeo, ¿piensa que la Eurocámara representa realmente a los ciudadanos europeos que la eligieron?

Josep Borrell: Por supuesto que los representa, y cada vez con más intensidad y con mayor influencia política en la vida de la Unión, este Parlamento tiene hoy más credibilidad, más peso político, más capacidad de intervención legislativa que hace dos años, todo el mundo lo reconoce. Desde esta ventana he podido ver como hay más gente que viene a las puertas del Parlamento porque son conscientes de que aquí se deciden cosas que les afectan.

EuroNews: El Eurodiputado popular alemán, Hans Gert Poettering va a asumir la presidencia del Parlamento como había sido acordado previamente entre socialistas y populares. ¿Cómo se justifica este tipo de acuerdo ante los ciudadanos?

Josep Borrell: Bueno, está por ver cuál será el resultado de la votación, pero presumiblemente, el señor Pöttering tiene el apoyo, que yo sepa, de tres grandes grupos políticos: el suyo, el socialista, y el liberal, pero no comprendo por qué esa clase de acuerdos levanta estas suspicacias. Ningún grupo político del Parlamento Europeo tiene votos suficientes para elegir sólo al presidente, ninguno, por lo tanto tiene que llegar a acuerdos con otros grupos políticos, y es así desde que empezó a funcionar el Parlamento, no hay nada nuevo.

EuroNews: En enero vamos a tener la presidencia alemana de la Unión y la presidencia del Parlamento será también alemana…

Josep Borrell: Sería bueno que perdiéramos de vista ese reparto territorial de las funciones. Cuando se hablaba de elegirme como presidente del Parlamento Europeo alguien dijo: “No, porque el Señor Barroso es portugués y ya hay demasiados ibéricos”, como si estuviésemos hablando de embutidos. Estamos aquí representando una cierta idea de Europa que puede ser compartida por un lituano o por un portugués, por un escocés o por un chipriota. Comprendo que haya sensibilidades, pero lo importante es la sensibilidad europea de cada cual, no su lugar de procedencia dentro de la geografía europea.

EuroNews: Europa atraviesa una crisis institucional, pero Alemania quiere relanzar la Constitución Europea en su semestre de presidencia: ¿Qué le parece que se necesita para que los ciudadanos europeos la acepten?

Josep Borrell: Ese tratado constitucional es absolutamente necesario, con este nombre o con cualquiera, porque lo importante es la esencia de las cosas. Porque si no tenemos nuevas instituciones y no tenemos nuevos sistemas de decisión y no tenemos una definición más clara de los objetivos, de las políticas necesarias para conseguirlo, la Europa de 27 está condenada a la parálisis. Hay momentos de la historia en que las ventajas de la Unión son muy grandes, y los costes de la desunión muy fuertes. Este es uno de esos momentos. Frente a la dependencia energética, y frente a las tensiones migratorias o Europa es capaz de unirse o difícilmente va a ser capaz de ser todavía en el siglo XXI un polo de crecimiento, prosperidad, e influencia política.

EuroNews: En la Cumbre de esta semana, la política de inmigración es uno de los temas en discusión…

Josep Borrell: Sí, también lo fue en el anterior debate, y en el anterior, y en el anterior, desde hace 7 años que viene siendo un tema de discusión pero con pocos avances. Y mientras mantengamos la unanimidad como criterio, seguiremos sin tener avances. .

EuroNews: Hablábamos de energía, el gran desafío para Europa. ¿Cuál es la solución?

Josep Borrell: Está claro que el mundo no se puede permitir un consumo energético a la americana, ni siquiera a la Europa si queremos que alcance a todos los seres humanos. Y por lo tanto hemos de desarrollar formas de energía alternativa, descarbonizándola, descarbonizando la energía, y eso implica una elección de sociedad. La energía pondrá a prueba a la democracia, veremos si los ciudadanos son capaces de asumir las exigencias de un desarrollo sostenible. Veremos si somos capaces de ser consecuentes con nuestras decisiones. Europa se ha comprometido con el Protocolo de Kyoto a limitar las emisiones de gases, pero nadie quiere disminuir su confort energético. ¿Cómo cerramos el círculo? ¿Recurriendo a la energía nuclear de nuevo? es un debate que está abierto.

EuroNews: Una última pregunta, ¿cuál es su futuro después del Parlamento Europeo?

Josep Borrell: Pues después del Parlamento Europeo…el Parlamento Europeo.