Última hora

Última hora

La guerra del gas entre Moscú y Minsk amenaza el suministro de gas ruso a Europa

Leyendo ahora:

La guerra del gas entre Moscú y Minsk amenaza el suministro de gas ruso a Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Un escalofrío recorre el centro de Europa ante el recrudecimiento de la guerra del gas entre Moscú y Minsk. La petrolera estatal rusa Gazprom ha advertido a sus clientes europeos de que pueden producirse problemas de suministro a partir del próximo 1 de enero debido a la negativa de las autoridades bielorrusas a dejar de pagar precios políticos por el combustible.

Tal y como explica Sergei Kupriyanov, portavoz de Gazprom, la compañía paga a Minsk casi el doble de lo que recibe por la venta del gas. Este desequilibrio se debe al elevado precio del derecho de tránsito del combustible ruso a través de Bielorrusia. Minsk paga actualmente 45 dólares por mil metros cúbicos de gas consumido. Moscú le exige 110. Las autoridades bielorrusas están dispuestas a dar un máximo de 75 dólares.

Este aparente callejón sin salida no parece preocupar al viceprimer ministro bielorruso, Vladímir Semashko, que recuerda que está en sus manos la posibilidad de paralizar el tránsito de 44.000 millones de metros cúbicos de gas. Por Bielorrusia pasa el 20% del gas que Rusia exporta a la UE. A diferencia de Ucrania, que el año pasado sufrió una crisis similar, Minsk hace oídos sordos a las presiones europeas. El régimen de Alexandr Lukashenko sabe que las pérdidas de Gazprom por incumplimiento de contratos en Europa podrían ser superiores a los beneficios que supone subirle el precio del gas.