Última hora

Última hora

Rusia y Bielorrusia mantienen sus órdagos en la guerra del gas que les enfrenta

Leyendo ahora:

Rusia y Bielorrusia mantienen sus órdagos en la guerra del gas que les enfrenta

Tamaño de texto Aa Aa

La crispación sube a medida que se acerca la fecha del 1 de enero, en la que el gigante público ruso Gazprom ha asegurado cortará el suministro a Bielorrusia si no llegan antes a un acuerdo sobre el precio.

Minsk, que amenaza con desviar parte del suministro ruso a Europa que pasa por los gaseoductos que cruzan su territorio, paga en la actualidad menos de una quinta parte del precio de mercado.

El número dos de Gazprom, Alexander Medvedev, ha asegurado que van a “seguir suministrando todo el gas destinado a los consumidores europeos y que esperan que Bielorrusia no desvíe porque sería contrario a las prácticas internacionales”.

La guerra que ha lanzado el Kremlin a través de Gazprom en los últimos años tiene como objetivo el control energético de esa región donde ha perdido influencia política, militar y por consiguiente también económica.

A cambio de un precio aún muy subvencionado a Bielorrusia, Gazprom quiere hacerse con el control de la empresa Beltrangaz, encargada de los oleductos bielorrusos por los que transita el gas destinado a Polonia, Alemania y los países bálticos.

Minsk no quiere ceder ese control estratégico, pero tampoco puede pagar el precio de mercado, es decir cinco veces más que ahora por su gas.