Última hora

Última hora

Olli Rehn: "el cansancio del proceso de la ampliación es un síntoma más que una causa"

Leyendo ahora:

Olli Rehn: "el cansancio del proceso de la ampliación es un síntoma más que una causa"

Tamaño de texto Aa Aa

A pocos días de que Bulgaria y Rumanía ingresen en la Unión Europea y poco después de que Bruselas decidiese la congelación parcial de las negociaciones de adhesión con Turquía, el desencanto de la ampliación se extiende por el Viejo Continente. Su rápida propagación está afectando globalmente al proceso de integración en Europa. Olli Rehn, Comisario europeo de la Ampliación habla con EuroNews de la enfermedad que se ha convertido en su principal caballo de batalla.

EuroNews: Comisario Rehn: ¿Cree que el Consejo Europeo ha declarado oficialmente que hay una especie de “cansancio del proceso de la ampliación” en la Unión Europea? Olli Rehn: Se habla mucho de ese “cansancio del proceso de la ampliación” o del “blues de la ampliación”, pero lo cierto es que también podríamos hablar del “blues del desempleo” o “de la globalización” o del “estado de bienestar”. En otras palabras, el “cansancio del proceso de la ampliación” es un síntoma más que una causa. Las causas hay que buscarlas en el descontento social derivado del aumento del desempleo y de la sensación de inseguridad entre nuestros ciudadanos. EuroNews: Los Estados Miembros han reconocido por primera vez la necesidad de un nuevo Tratado Constitucional antes de emprender nuevas ampliaciones. Olli Rehn: Esa es la esencia del poder de persuasión de la Unión Europea: favorecer la transformación democrática y económica en los países candidatos, ahora, concretamente, en el sureste europeo, los Balcanes occidentales y Turquía. Al mismo tiempo, el proceso de reformas relacionado con ese mecanismo de democratización está avanzando, pero no se trata de cosas excluyentes: es importante continuar con ambos procesos para profundizar y, gradualmente, ampliar la Unión Europea. Ese ha sido siempre nuestro objetivo, por eso creo que tenemos que seguir trabajando para profundizar la integración europea y en la exportación gradual de valores como la paz y la libertad. EuroNews: Si los ciudadanos europeos no forman parte del proceso ¿cómo justificar que la ampliación se basa en exportar valores democráticos? Olli Rehn: De hecho, es extremadamente importante que la política de ampliación de la UE, como cualquier otra política de la Unión Europea, tenga un sólido apoyo popular. Por eso lo primero que hay que hacer es saber vender bien nuestro producto, es decir, tenemos que consolidar nuestra agenda de la ampliación sin ser demasiado exigentes, pero al mismo tiempo es importante que aprendamos a comunicar mejor los aciertos y desafíos de la ampliación. La capacidad de integración seguirá siendo un valor importante en el futuro, por tanto tenemos que tener las cosas bien ordenadas, tanto en lo que se refiere a la reforma del proceso de toma de decisiones como a nuestros mecanismos financieros. EuroNews: Personalmente, ¿teme perder Turquía? Olli Rehn: Tengo que reconocer que me preocupa cierta manipulación, la que se refiere a que Europa está perdiendo Turquía. Porque los que se prestan a esas elucubraciones, especialmente en los medios británicos y estadounidenses, tienen que tener cuidado en que no jugar a los aprendices de brujo. En Turquía mucha gente se toma este debate al pie de la letra y eso contribuye a que las relaciones bilaterales entren en una espiral negativa, en un círculo vicioso. Mucha gente que participa en el debate público tiende a olvidar que la razón por la que la Unión Europea decidió no abrir ocho capítulos de las negociaciones, al tiempo que continuaba negociando otros 27, se debió también a que Turquía no cumplió sus obligaciones legales y contractuales. EuroNews: Bulgaria y Rumania serán pronto nuevos miembros de la UE. ¿Cree que las cosas cambiarán? Olli Rehn: Cambiará la vida, o al menos las condiciones de vida de 30 millones de individuos, 30 millones de ciudadanos de Bulgaria y Rumania que el uno de enero también se convertirán en ciudadanos europeos. Para la Unión Europea es un paso importante porque completa la quinta ronda de la ampliación, que tuvo lugar mayoritariamente en 2004. Esa ampliación barrió definitivamente los restos del muro de Berlín, del telón de acero y además, amplia la Unión hasta el Mar Negro y hace de Europa una potencia muy significativa en el sureste de europeo.