Última hora

Última hora

Los aviones de la discordia que planearon sobre la coalición austriaca

Leyendo ahora:

Los aviones de la discordia que planearon sobre la coalición austriaca

Tamaño de texto Aa Aa

El largo camino hacia la Gran Coalición austriaca comienza en octubre, tras la sorpresiva victoria de los socialdemócratas en las elecciones legislativas. Su líder, Alfred Gusenbauer, obtiene un 35,3% de los sufragios con un programa trufado de promesas en materia social y reclama su derecho a ser nombrado canciller, desalojando del puesto a Wolfgang Schüssel.

El jefe de los conservadores del Partido Popular, obtiene un 34,3 % de los apoyos, sólo un punto menos que su rival. Tras seis años en el poder, Schüssel admite su derrota sin embargo, la exigua diferencia de votos entre ambos partidos les condena a entenderse para intentar reeditar una Gran Coalición como las que gobernaron el país en las décadas de los 80 y 90.

El presidente Franz Fischer encarga a Gusenbauer el inicio de los contactos y el líder socialdemócrata comienza aceptando algunos de los planteamientos del grupo conservador. Buscando el acuerdo Gusenbauer renuncia además a una de sus grandes promesas, el aumento del salario mínimo interprofesional a 800 euros, y modera sus demandas sobre ayudas sociales y pensiones.

La lista de cesiones socialdemócratas en la negociación incluye retrasar prometida reducción de los impuestos sobre las rentas medias, una disminución con un coste para el Estado de 3 mil millones de euros. Los socialdemócratas renuncian también a la abolición de las tasa de matrícula universitaria, 375 euros al semestre bajo el Gobierno conservador.

Sin embargo, el 31 de octubre los conservadores de Schüssel se levantan de la mesa e interrumpen las negociaciones. Los populares consideran un agravio que los socialdemócratas hayan decidido abrir una Comisión de Investigación parlamentaria sobre la compra de 18 aviones Eurofighter de la aeronáutica europea EADS.

Siendo Austria un país de tradición neutral y tras haber renunciado a tantos puntos de su programa social, los socialdemócratas quisieron revisar los términos de la multimillonaria adquisición de material militar. La ruptura del diálogo hizo temer la convocatoria de unas elecciones anticipadas.