Última hora

Última hora

Bélgica: un príncipe en los tribunales

Leyendo ahora:

Bélgica: un príncipe en los tribunales

Tamaño de texto Aa Aa

El príncipe Lorenzo de Bélgica comparecerá como testigo en un juicio sobre malversación de fondos, una situación sin precedentes en la historia del país.

El hijo menor de los reyes de Bélgica se ha presentado esta mañana ante los magistrados del Tribunal Correccional de Hasselt, donde se celebra el proceso sobre el desvío de dos millones de euros de la Marina belga en los años 90.

Según los investigadores judiciales, 175.000 euros se habrían destinado a la rehabilitación y decoración de Villa Clementina, la casa del príncipe.

Para el periodista flamenco que destapó el escándalo, sacar a la luz pública este tipo de casos es positivo a todos los niveles.

Sin embargo, los defensores del federalismo belga, cuyo pilar es la monarquía, denuncian la manipulación política del caso. La monarquía belga está en el punto de mira de varios partidos flamencos que reclaman la autonomía o directamente la independencia de Flandes. Laurette Ónkelinx, ministra de la justicia:

“Es un hecho que algunos, sobre todo en el norte del país, han aprovechado este caso judicial para reabrir el debate sobre la monarquía y a través de la monarquía de la unidad de Bélgica. De hecho, algunos diputados evocarán la cuestión en el Parlamento”

Las cuitas judiciales del príncipe también ha reabierto el debate sobre los “sueldos reales”. Aunque no está entre los diez primeros en la línea de sucesión, Lorenzo recibe una asignación anual de 275 mil euros libres de impuestos…que pagan los contribuyentes belgas.

El tren de vida del príncipe viene siendo objeto de críticas desde hace años. Lás más contundentes son las de los partidos flamencos, como el del presidente de la región de Flandes, el conservador Yves Leterme:

“Yo creo que la asignación acordada al rey, al Príncipe heredero y a la viuda del rey Balduino es una cosa normal por las funciones de representación que ejercen. Los demás deben trabajar, aunque sean príncipes o miembros de la familia real”

Por el momento, el Palacio Real no ha hecho declaraciones oficiales sobre un asunto que refuerza la crisis de identidad que atraviesa el país.