Última hora

Última hora

Bruselas propoene reducir las emisiones de CO2 un 20% en 2020

Leyendo ahora:

Bruselas propoene reducir las emisiones de CO2 un 20% en 2020

Tamaño de texto Aa Aa

Recortar los vertidos de C02 y la dependencia energética con respecto a terceros países. Con esta receta, la Comisión Europea quiere dar ejemplo y luchar activamente contra el cambio climático. Se trata de evitar que la temperatura del planeta aumente dos grados más, límite a partir del cual las consecuencias del cambio climático serían devastadoras. Tomando como referencia los niveles de 1990, Bruselas propone reducir los gases causantes del efecto invernadero, en un veinte por ciento de aquí a 2020, comprometiéndose a una reducción del treinta por ciento si los demás países industrializados hacen otro tanto. Un esfuerzo pues, superior a la disminución del ocho por ciento para 2012 prevista en el protocolo de Kyoto.

Más de la mitad de la energía que se consume en la Unión procede de fuera, y esa dependencia va en aumento. Esta situación y el objetivo de reducir las emisiones de CO2 reactivan el interés por la energía nuclear. Alemania y Bélgica han previsto abandonar esta filial que la Comisión defiende ahora, a media voz, recordando que la energía nuclear no produce gases de efecto invernadero. Bruselas deja, eso si, carta blanca a los gobiernos.

El presidente del ejecutivo José Manuel Barroso ha declarado que “la Comisión se mantiene agnóstica sobre la cuestión nuclear. Lo importante es avanzar hacia una economía cada vez menos dependiente del carbón”.

En este sentido, el ejecutivo comunitario quiere que de aquí a 2020 el veinte por ciento de la energía que consumimos provenga del viento o del sol, fuentes inagotables y limpias. Sin embargo, las buenas intenciones se topan con la realidad. La Unión ya se había fijado una producción de energía procedente de fuentes renovables del doce por ciento en 2010. Un objetivo que, por ahora, está lejos de poder cumplir.