Última hora

Última hora

Altos ejecutivos suizos acusados por la quiebra de Swissair

Leyendo ahora:

Altos ejecutivos suizos acusados por la quiebra de Swissair

Tamaño de texto Aa Aa

En el cantón se Zurich se abre un proceso que inculpa a los 19 gestores de la aerolínea de bandera helvética, cuyo derrumbe en octubre de 2001 fue todo un trauma nacional para los suizos. Los jueces tratan de aclarar porqué una aerolínea que disponía 3.000 millones de euros de liquidez a mediados de los años 90, no volvió a remontar el vuelo, al no disponer de efectivo ni siquiera para pagar el queroseno de las aeronaves.

Las causas tienen que ver con el despilfarro de sus administradores y dudosas inversiones en otras compañías aéreas. Roland Born, ex-piloto de Swissair, no espera gran cosa del proceso: “porque se produce muchos años después de ocurridos los hechos y porque las causas de la quiebra se remontan a un periodo anterior al que interesa a los magistrados.”

La bancarrota de Swissair se produjo tras una deuda de 11.500 millones de euros, pese a una ayuda estatal de 2.600 millones de euros y después de una reestructuración que implicó despedir a 5.000 trabajadores. Lo más llamativo de este proceso es el curriculum de los implicados. La mayoría compartía las más altas responsabilidades en la aerolínea con cargos directivos en toda una serie de multinacionales helvéticas como Credit Suisse, Roche o Nestlé.

Para Berna, el escándalo Swissair también pone al descubierto la impotencia de los responsables políticos que querían frenar lo que terminó sucediendo. Concretamente que Swissair, rebautizada Swiss, perdió su estatus de compañía de bandera, al ser absorbida por la alemana Lufthansa, por cierto a un precio módico.