Última hora

Última hora

El invierno, una especie en vías de extinción

Leyendo ahora:

El invierno, una especie en vías de extinción

Tamaño de texto Aa Aa

Este año, invierno no es sinónimo de frío. En la estación de Kasper, en Austria, los turistas y la nieve brillan por su ausencia. Dentro de diez años, esa misma situación podría darse en dos de cada tres estaciones de esquí de los Alpes, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) publicado en enero. Si las temperaturas aumentasen un solo grado, Alemania perdería el 60% de sus estaciones de esquí. Las alteraciones climáticas se dejan sentir en toda Europa. En el zoo de San Petersburgo, los animales viven desconcertados los cambios…como este oso, el segundo de su grupo en interrumpir su ciclo de hibernación.

Detras de esas alteraciones, se esconde la mano del hombre según Lev Karlin, rector de la Universidad de Meteorología de San Petersburgo: “Hace un tiempo, habría dicho que es un capricho de la naturaleza, pero las últimas cifras demuestran que el calentamiento es muy rápido, de lo que se deduce que el hombre está acelerando las cosas”

En Grecia también se vive un invierno que rompe moldes. En pleno enero, el país experimenta temperaturas medias de 20 grados. En diciembre, las precipitaciones han sido veinte veces inferiores a las registradas normalmente. Los árboles florecen rompiendo sus ritmos naturales. La flora y la fauna son las principales víctimas, como explica Christos Zerefos, científico y presidente del Observatorio Nacional de Atenas: “Hay cambios que vemos en general, no solo en el agua sino en todas las especies vivas, en todos los ecosistemas marinos”. Algunas especies que deberían estar ya en aguas del Mar Egeo brillan por su ausencia. Otras han roto sus ciclos reproductivos, con las consiguientes consecuencias para las dos actividades principales del país: la pesca y la agricultura.

Al otro lado del Atlántico, el Este y el Oeste parecen haber hecho un pacto para cambiar sus climas; mientras los neoyorquinos se pasean por el Central Park con temperaturas próximas a los veinte grados, California y el centro del país sufren una oleada de frío sin precedentes.

La solución inmediata pasa por reducir los gases de efecto invernadero. Yvo de Boer, principal responsable de Naciones Unidas en la lucha contra el calentamiento del planeta ha hecho un llamamiento a Ban Ki-moon, nuevo secretario general de la ONU, para que haga de este combate, una prioridad absoluta.