Última hora

Última hora

Rusia y Estonia al borde la crisis por las los monumentos de la Segunda Guerra Mundial

Leyendo ahora:

Rusia y Estonia al borde la crisis por las los monumentos de la Segunda Guerra Mundial

Tamaño de texto Aa Aa

Una cuestión de Estado. La Duma, el parlamento ruso, cierra filas en torno al gobierno de Vladimir Putin para frenar la decisión del gobierno estonio de desmantelar un monumento soviético en Tallin. Una reciente ley autoriza a las autoridades de ese país báltico a desplazar las tumbas que daten de la Segunda Guerra Mundial. El poder en Rusia no digiere bien esta norma y acusa a Tallin de querer destruir la memoria de las víctimas que combatieron al nazismo.

El ministro de Exteriores, Segei Lavrov, denunciaba que esta medida tiene intenciones políticas y que nada tiene que ver con aprender las lecciones del pasado y construir una Europa unida. El monumento de la discordia representa para muchos estonios la dura ocupación soviética tras la guerra, la represión y las deportaciones a Siberia. Moscú, queda claro, no lo ve de igual manera y no descarta imponer sanciones a Tallin.