Última hora

Última hora

Decepción en Kosovo

Leyendo ahora:

Decepción en Kosovo

Tamaño de texto Aa Aa

En Kosovo los resultados de las legislativas serbias han sido acogidos con resignación por parte de los albano-kosovares, que aspiran a la independencia de la provincia. Resignación ante unos resultados que sin embargo dejan abierta la esperanza a que las fuerzas europeístas lleguen a un acuerdo de gobierno en Belgrado. “Me llevé una decepción muy grande cuando oí la noticia, sinceramente no puedo creer que los serbios voten por los radicales para que les gobiernen en el siglo veintiuno.- dice un anciano albano-kosovar.”.

El mismo lamento se podía desde las instancias gubernamentales de Kosovo. Pero el primer ministro Agim Ceku quiere ver más allá, ahora que las urnas se han pronunciado. “El pueblo serbio ha tenido la oportunidad de votar por el futuro, pero todo indica que una parte ha elegido el pasado, con lo que el camino de Serbia hacia Europa será más lento y difícil de lo que debiera ser. Todos en esta región deseamos que Serbia sea un país democrático que avance con nosotros hacia la Unión europea.”

El riesgo es que el próximo gobierno de Belgrado nazca marcado por la fragilidad. Un mal augurio para Kosovo, según el abogado Ylber Hyasa: “No es precisamente lo que necesitábamos ahora que nos acercamos al último capítulo que cierra la desintegración de la antigua Yugoslavia. Nuestro deseo es que Serbia consiga estabilidad para que pueda asumir la realidad de Kosovo que para nosotros no es otra que su independencia.”

Esta mañana sólo se respiraba satisfacción por los resultados en la parte serbia de Mitrovica. Los serbios de Kosovo, que representan sólo un 10% de la población, temen más que nada las consecuencias de una eventual independencia.