Última hora

Última hora

Berlín, acusado de impedir la liberación de un alemán de Guantánamo

Leyendo ahora:

Berlín, acusado de impedir la liberación de un alemán de Guantánamo

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno alemán se enfrenta a un escándalo por el caso del Murat Kurnaz, que estuvo encarcelado en Guantánamo por pertenecer presuntamente a Al Qaeda. Según un informe del Parlamento Europeo, Washington ofreció a Berlín liberar al prisionero en 2002, pero el gobierno alemán, liderado entonces por Gerhard Schroeder, prefirió que continuase preso. Un asunto que perjudica especialmente al actual ministro de Exteriores, Franz-Walter Steinmeier, que en esa época era jefe de gabinete de Schroeder.

“El sufrimiento del señor Kurnatz no deja a nadie indiferente y mucho menos a mi”, ha dicho Franz-Walter Steinmeier. “Con respecto al informe del Parlamento Europeo, es falso e infame concluir que el gobierno alemán es responsable de su sufrimiento”, ha añadido el jefe de la diplomacia germana.

Kurnaz, de origen turco, estuvo preso cinco años en Guantánamo, sin cargos, hasta que fue liberado en 2006 porque no había pruebas en su contra. El gobierno de Schroeder también intentó denegarle la entrada en Alemania. El parlamento alemán ha abierto una investigación sobre este caso, que tiene conexiones con los vuelos secretos de la CIA que aterrizaron en aeropuertos europeos.

Además, se acusa a los servicios secretos germanos de haber torturado a Kurnaz en una base estadounidense en Afganistán, antes de ser enviado a Guantánamo. Son malas noticias para el gobierno de coalición alemán y especialmente para el ministro de exteriores, FRANK WALTER STEINMEIER, que en el momento de los hechos era jefe de gabinete de Schroeder. Steinmeier lo niega todo, pero tendrá que declarar ante la comisión de investigación.