Última hora

Última hora

Comienza el juicio sobre el escándalo político que sacudió a la Administración Bush en 2003.

Leyendo ahora:

Comienza el juicio sobre el escándalo político que sacudió a la Administración Bush en 2003.

Tamaño de texto Aa Aa

Lewis Libby, alias “Scooter”, ex-director de gabinete de Dick Cheney, es, por ahora, el único inculpado por el denominado, “plamegate”. Libby está acusado de mentir a la justicia durante la investigación para determinar quién filtró a la prensa el nombre de la ex-espía de la CIA, Valery Plame.

Esta filtración, considerada un crimen federal, se produjo a mediados de 2003 después de que el marido de Plame, el ex diplomático, Joseph Wilson, acusase al Gobierno estadounidense de manipular la información para justificar la invasión de Irak.

Wilson hizo estas declaraciones a través de un artículo publicado en el periódico New York Times. Poco después el columnista, Robert Novak reveló, citando fuentes de la Casa Blanca, la identidad de Plame.

Los abogados de Libby dicen que su cliente ha sido utilizado como “chivo expiatorio” por la Casa Blanca para proteger a Karl Rove, principal asesor político de George Bush, citado en el caso, aunque sin cargos. El vicepresidente de Estados Unidos, declarará como testigo en el proceso.