Última hora

Última hora

El Tribunal de Estrasburgo "al borde del infarto" según su presidente

Leyendo ahora:

El Tribunal de Estrasburgo "al borde del infarto" según su presidente

Tamaño de texto Aa Aa

Amenazado por su propio éxito, el Tribunal Europeo de los Derechos del Hombre es universalmente reconocido y respetado pero corre el riesgo de ahogarse en los más de 90.000 casos pendientes que inundan el órgano judicial del Consejo de Europa.

Lo ha advertido este jueves el nuevo presidente del Tribunal de Estrasburgo, el francés Jean Paul Costa, durante la presentación del balance del ejercicio 2006. El año pasado la mayor parte de las sentencias fueron contra Turquía, Eslovenia y Ucrania. España fue condenada en 5 ocasiones.

Según Costa, la solución es aprobar el Protocolo 14 de la Convención Europea de los Derechos del Hombre, encaminada entre otras cosas a simplificar los procesos para causas que no tienen ninguna opción de aprobarse, caso de cerca del 90 por ciento de los dossieres en espera.

“La medicina ha avanzado bastante desde que era niño”, explicaba gráficamente Jean Paul Costa, “pero antes se decía que cuando la grasa rodea el corazón puedes tener un infarto. Y bien, estamos exactamente en esa situación, y no me gustaría que en los años que vendrán, en los que seré presidente de esta Corte, haya un paro cardiaco por culpa de una capa de grasa excesiva” terminó el presidente del Tribunal.

La solución al infarto según Costa es la puesta en marcha del Protocolo 14 aprobado, pero pendiente de ratificación por la oposición de Rusia. Konstantin Kosachev presidente de la delegación rusa explicó a EuroNews por qué: “mucha gente en Rusia, incluso diputados del Parlamento, tiene la impresión de que el Tribunal está siendo utilizado políticamente, y algunas decisiones no están motivadas jurídicamente, son sólo políticas” dijo.

El número de veredictos emitidos por el tribunal aumentó un 40 por ciento con respecto al año anterior, sin embargo Jean Paul Costa ha querido recalcar que si no se reacciona a tiempo la eficacia del sistema de la Convención Europea de Derechos Humanos está en riesgo.