Última hora

Última hora

Jean-Paul Costa: "El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha obligado a cambiar constituciones"

Leyendo ahora:

Jean-Paul Costa: "El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha obligado a cambiar constituciones"

Tamaño de texto Aa Aa

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, ha presentado su informe anual. Euronews entrevista al nuevo presidente de la corte, el francés Jean-Paul Costa.

Costa ha propuesto agilizar el funcionamiento del Tribunal, que es víctima de su éxito: tiene cerca de 90.000 casos pendientes.

Pero la reforma todavía no ha sido ratificada porque necesita el visto bueno de los 46 países que han firmado la Convención Europea de Derechos Humanos. Todos han ratificado la reforma, excepto Rusia.

Los magistrados del Tribunal Europeo dirimen las denuncias de los ciudadanos frente a sus respectivos estados.

Margherita Sforza, Euronews: El Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de presentar su informe anual. ¿Existen ámbitos en los que se registren más denuncias o viceversa?

Jean-Paul Costa: Constatamos felizmente un descenso de las denuncias de violaciones graves de los derechos humanos, como por ejemplo el artículo 2, que garantiza el derecho a la vida, o el artículo 3, que prohibe la tortura. Sin embargo, hay cada vez más denuncias sobre violaciones de la libertad de expresión, del derecho a un juicio justo, así como del derecho a la propiedad.
Hemos intervenido en un caso que concierne a la libertad de expresión. Ha ocurrido en Francia y es un caso muy interesante. Se trata de un periodista que fue condenado por difamación contra la iglesia católica. El periodista afirmó que las críticas de la Iglesia al judaismo a lo largo de los siglos podían explicar el antisemitismo y los campos de concentración. El periodista fue condenado a pagar suma una simbólica, pero condenado a fin de cuentas. Y nosotros hemos sentenciado que eso es una violación de la libertad de expresión.

EN: ¿Han notado ustedes mejoras en algún país en particular?

JPC: Baja el número de denuncias en Italia y el Reino Unido. El Reino Unido probablemente porque ha aprobado una ley que incorpora la Convención Europea de los Derechos Humanos al derecho británico. De esta manera, los ciudadanos británicos pueden dirigirse directamente a los jueces de su país.
Y en el caso de Italia, porque muchos asuntos se referían a la demora de los juicios. Pero una nueva ley, la ley Pinto, ha permitido mejorar las cosas a nivel interno.
Y luego hay un país que ha realizado esfuerzos desde hace varios años. Se trata de Turquía, donde se producían numerosas violaciones graves de los derechos humanos, ligados sobre todo al conflicto kurdo. Ahora las cosas se están calmando y Turquía está progresando mucho.

EN: Y por contra, ¿cuáles han sido los malos alumnos de los derechos humanos?

JPC: Yo no diría “malos alumnos”. Pero hay, por una parte, los países que proporcionan más casos, como Rusia que es de lejos el que proporciona más requisiciones seguida de Ucrania, Rumanía, Polonia y Turquía. Pero también están los países donde hay violaciones graves de los derechos humanos. Es el caso de Rusia, debido al conflicto checheno y la situación de las prisiones. También es el caso de Ucrania, porque el sistema judicial funciona muy mal y además hay muchas sentencias que no llegan a ejecutarse. Y por supuesto en otros países el número de requisiciones varía mucho según los años.

EN: A veces el Tribunal ha recibido críticas por su lentitud. ¿Cuánto tiempo tarda el tribunal en resolver un caso? ¿Es posible que se reduzca la duración de los procedimientos?

JPC: El objetivo que nos hemos marcado es que un juicio no se demore más de tres años de media. Hay casos que pueden ser juzgados muy rápido porque tratan asuntos muy graves. Por ejemplo, una persona muy mayor que está en la cárcel. O bien el llamado “caso Pretty” en el Reino Unido, en el que una mujer quería que su marido la ayudase a suicidarse porque tenía una enfermedad muy grave e incurable. En estos casos, podemos juzgar muy rápidamente. En el caso Pretty sentenciamos en unas pocas semanas.

EN: ¿Hay casos en los que después de un fallo del Tribunal, la legislación de un país haya cambiado?

JPC: Afortunadamente, ha habido muchos. Por ejemplo, ha habido fallos que concernían al Reino Unido o a Francia, y que han obligado a estos países a cambiar completamente sus legislación sobre escuchas telefónicas. También en materia de filiación: en Francia, había una vieja ley que databa del Código Civil de Napoleón y que instituía una discriminación entre hijos nacidos fuera y dentro del matrimonio. Condenamos a Francia por esta discriminación, y Francia cambió la ley.
También ha sucedido que un país cambie su Constitución. Por ejemplo, encontramos que los Tribunales de Seguridad del Estado de Turquía no eran suficientemente independientes, puesto que había dos jueces civiles y un juez militar. Y el juez militar no era lo suficientemente imparcial. Y tras nuestra sentencia, la constitución turca, que definía los Tribunales de Seguridad, cambió.

EN: Como presidente del Tribunal, usted tomó posesión hace poco. ¿Cuáles son las prioridades de su mandato?

JPC: Evitar esta especie de obesidad del Tribunal, con una serie de reformas. Mantener la alta calidad de nuestras resoluciones en los asuntos más importantes, que tienen una influencia sobre todos los Estados europeos. Y finalmente, que mis colegas jueces y los oficiales de juzgado trabajemos juntos por este ideal único en el mundo y maravilloso, que es la defensa directa de 800 millones de ciudadanos europeos, que pueden apelar a este Tribunal por la violación de sus derechos fundamentales por un Estado.