Última hora

Última hora

El informe sobre los vuelos de la CIA ha desencadenado reacciones encontradas

Leyendo ahora:

El informe sobre los vuelos de la CIA ha desencadenado reacciones encontradas

Tamaño de texto Aa Aa

Desde la izquierda, los vuelos de la CIA y el silencio de los gobiernos de la Unión se han calificado de “guerra sucia”. La eurodiputada alemana Sylvia-Yvone Kaufmman, que participó en la investigación, ha votado a favor del informe. Según ella este trabajo ha sido “extremadamente importante. Hemos detectado graves y profundas violaciones de los derechos humanos en Europa, causadas por los servicios secretos. El Europarlamento siempre ha luchado a favor de los derechos humanos y ahora lo ha demostrado al decir: que condena lo ocurrido y que no debería repetirse en un futuro”, ha declarado.

Tras la votación, algunos gobiernos como el irlandés han acusado al Parlamento Europeo de querer apuntarse “tantos políticos” con esta investigación. Por su parte, el británico, Charles Tannock, asegura que “el trabajo de la comisión investigadora, de la que formó parte, ha supuesto una pérdida de tiempo y de dinero. Esta misión dice se solapó con la de la comisión del Consejo de Europa, encabezada por el senador suizo Dick Marty. No ha aportado nada nuevo y está plagada de acusaciones. Hemos entrevistado a montones de personas, viajado alrededor del mundo, con un coste para los contribuyentes europeos de más de un millón de euros y realmente no hay nuevas pruebas.”

El liberal polaco, Janusz Onyszkiewicz, cuyo país fue criticado vivamente en la versión inicial del informe por su falta de cooperación, ha votado en contra del texto. El eurodiputado polaco declaraba que “después de todo, Estados Unidos es un aliado crucial en nuestra lucha conjunta contra el terrorismo asi que no podemos desvelar todo lo que está ocurriendo como resultado de esta lucha. Simplemente debemos aceptar el hecho de que el funcionamiento de los servicios secretos, en cierta medida, debe ser secreto”.

La Asamblea de Estrasburgo pide a los gobiernos de los Ventisiete que abran una investigación independiente sobre lo ocurrido. Una demanda que al no ser vinculante, se traduce en una recomendación.