Última hora

Última hora

Afganistán, la guerra olvidada

Leyendo ahora:

Afganistán, la guerra olvidada

Tamaño de texto Aa Aa

Cinco años y medio después de que las fuerzas anglo-americanas lanzasen la operación “libertad inmutable”, la libertad en Afganistán sigue brillando por su ausencia, pero la crisis iraquí acapara la actualidad y relega a un segundo plano los problemas en Afganistán.

A principios de mes se abordó la situación en la Cumbre de la OTAN en Sevilla. El secretario estadounidense de la Defensa reclamó más tropas para hacer frente a la creciente amenaza que representan los talibanes. El Secretario General de la Alianza Atlántica, Jaap de Hoop Scheffer, reconoció la necesidad de redoblar los esfuerzos:

“Vamos a destinar anunció durante la cumbre hispalense más personal y más fondos en las operaciones de entrenamiento, además de dotar de nuevo equipamiento al Ejército y a la policía afgana. Habrá más fuerzas de la ISAF para crear mejores condiciones para la reconstrucción y el desarrollo del país”

Pero la mayoría de los países europeos arrastran los pies a la hora de reforzar sus efectivos en el terreno. El Reino Unido, que reducirá los suyos en Irak, ha anunciado el envío de 1400 hombres suplementarios a Afganistán, mientras que Italia, por ejemplo, está en plena polémica sobre la necesidad de mantener su contingente.

El pasado julio, la OTAN asumió el mando de las operaciones militares en la totalidad del territorio afgano. Destinada hasta entonces a garantizar la seguridad de la capital, del norte y del oeste, zonas relativamente seguras, la Alianza pasó a asumir la responsabilidad del sur y más tarde del este, áreas particularmente peligrosas hasta entonces, bajo control estadounidense.

Actualmente, la ISAF, Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN, reagrupa 37 países. En total, más de 35 mil efectivos.

Los más numerosos, y los más expuestos a los ataques son los soldados estadounidenses.

Desde la caída del régimen de los talibanes, en 2001, la situación empeora cada año. En 2006 cuatro mil personas murieron durante los combates o en atentados terroristas.