Última hora

Última hora

Los talibanes se atribuyen el atentado en la base de Bagram, durante la visita a Afganistán del vicepresidente norteamericano

Leyendo ahora:

Los talibanes se atribuyen el atentado en la base de Bagram, durante la visita a Afganistán del vicepresidente norteamericano

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos dieciocho soldados han perdido la vida según el Ministerio de Interior afgano. Tres eran extranjeros, uno de ellos norteamericano y otro surcoreano. Un kamikaze habría detonado el explosivo en la entrada principal del cuartel de la coalición, donde se encuentra la mayor parte de los 27.000 soldados estadounidenses desplegados en Afganistán.
Los talibanes se adjudicaron la responsabilidad del ataque, cuyo objetivo era el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, que se reunió antes con el presidente paquistaní para asegurarse el apoyo en la lucha contra insurgencia talibán.
Una fuerte nevada impidió a Cheney viajar a Kabul, por lo que tuvo que pasar la noche en la base de Bagram, a sesenta kilómetros al norte de la capital afgana.
Poco después del ataque suicida, Cheney partió hacia la capital, donde se reunió con el presidente afgano, Hamid Karzay, para preparar una ofensiva esta primavera contra los talibanes. Los servicios de inteligencia estadounidense han confirmado el rearme de células de Al Qaeda en la frontera paquistaní.