Última hora

Última hora

Días contados para la tierra del hielo

Leyendo ahora:

Días contados para la tierra del hielo

Tamaño de texto Aa Aa

Islandia, el país del hielo. Más del 10% de la superficie de la isla está cubierta por un manto blanco, pero nadie sabe por cuánto tiempo. Desde hace 50 años, los glaciares se derriten, y dejan al descubierto manchas negras de lava. Son las huellas de pequeños glaciares que estaban allí hace décadas y que ahora han desaparecido.

El Vatnajoekull, el mayor glaciar de Europa, podría pasar a ser un recuerdo en cuestión de cien años.

Hoerdur Gudmundsson, el piloto, está preocupado por el rápido ritmo del deshielo.

“Me duele tener que ver esto, dice. Después de todo, los glaciares son reservas energéticas para los ríos y las centrales eléctricas; además son la principal atracción de Islandia. Si desaparecen, la industria del turismo tendrá serias dificultades”

Islandia es una isla volcánica situada en pleno Atlántico norte, al límite del Círculo Polar Ártico. Desde las últimas cinco décadas, las temperaturas experimentan una subida constante.

Los inviernos son cada vez más cálidos; las temperaturas de 20 bajo cero y las carreteras cubiertas de nieve son cosa del pasado.
Sin manto blanco, la tierra no reflecta los rayos del sol, y el recalentamiento se ve potenciado.

El profesor Helgi Bjoernsson, especialista en glaciares, está convencido de que la velocidad de los cambios descarta las causas naturales como origen del recalentamiento.

“Un río que fluye en pleno febrero, asegura, era impensable antes. Si los glaciares siguen derritiéndose, los cursos de los ríos crecerán, algunos se desbordarán, hasta que un día, cuando los glaciares hayan desaparecido, se sequen completamente”

El deshielo de los glaciares plantea también problemas a ingenieros de caminos y puentes como Helgi Johannesson: “No sabemos qué alteraciones sufrirán los cursos de los ríos, algunos se desbordarán y expulsarán barro y cantos rodados. Estamos intentando hacer las cosas de forma que la mayoría de las calles y de los puentes estén preparados para soportar condiciones extremas”

Islandia, la tierra del hielo y del fuego, se prepara ya para los cambios de un futuro que se acerca a pasos agigantados.