Última hora

Última hora

Nace, bajo una lluvia de críticas, la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea

Leyendo ahora:

Nace, bajo una lluvia de críticas, la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

El nuevo organismo, con sede en Viena, absorbe y amplia al Observatorio Europeo contral el Racismo y la Xenofobia .

La Agencia se encargará de la defensa de las minorías y de la aplicación del derecho comunitario en base a la Carta de los Derechos Fundamentales. Ahora bien, no podrá llevar acciones contra ningún Estado y los particulares no podrán recurrir a ella. Dick Oosting, director de la Oficina Europea de Amnistía Internacional dice refiriéndose a la Agencia que “si es lo que hay, habrá que hacerlo lo mejor posible. Pero al mismo tiempo hay que tratar otros asuntos. Hace dos semanas la Eurocámara adoptó un informe sobre la CIA, un escándalo que ha ocurrido en Europa. Una Agencia de Derechos Fundamentales que no pueda tratar temas de derechos humanos tan básicos, es un problema. Asi que los Estados miembros trendrán que abordar este asunto”.

La agencia que contará con un centenar de trabajadores ha sido inaugurada oficialmente este jueves. La Comisión Europea la considera esencial para asesorar a las instituciones y a los Estados y concienciar a la opinión pública. Pero la frontera entre sus cometidos y los del Tribunal Europeo de Derechos Humanos o los del Consejo de Europa, es poco nítida, para muchos. El eurodiputado liberal italiano Marco Cappato apostilla que “hace mucho tiempo que la Comisión Europea renunció a su papel de garante de la Unión Europea, y por consiguiente también de la vida democrática y del respeto de los derechos. Cada vez que hay un problema se gestiona desde fuera, se crea una agencia, un grupo de trabajo: se ha hecho con las drogas, con la inmigración y eso conlleva el riesgo de burocratizar más aún temas que necesitan soluciones políticas”.

La agencia que estará plenamente operativa en 2008 publicará cada año un informe sobre el grado de respeto de los derechos fundamentales, en cada Estado de la Unión y en los países candidatos al bloque. Su presupuesto hasta 2013 superará los cien millones de euros.