Última hora

Última hora

Romano Prodi: "Ha sido una crisis saludable, porque ha reunificado a la coalición de centro-izquierda"

Leyendo ahora:

Romano Prodi: "Ha sido una crisis saludable, porque ha reunificado a la coalición de centro-izquierda"

Tamaño de texto Aa Aa

Zanjada oficialmente la crisis político-institucional, el primer ministro italiano está dispuesto a volver al trabajo. Lo peor ha quedado atrás, pero las diferencias que provocaron su dimisión, como la politica exterior, siguen pendiendo como una espada de Damocles sobre la coalición de Il Professore. Tan solo minutos después de obtener el apoyo en la Cámara de Diputados, Romano Prodi habló con EuroNews sobre diversos asuntos, como la necesidad de reformar la ley electoral italiana para lograr cierta estabilidad.

Romano Prodi: Ha sido una crisis saludable, porque ha reunificado mucho a nuestra coalición. Hay que recordar que no hemos perdido en ningún momento, el voto de confianza ha confirmado los apoyos que teníamos desde el primer día, y eso nos da una gran capacidad de atracción.

EuroNews: Pero todavía hay asuntos que serán debatidos la semana que viene, o en las próximas semanas, que podrían poner en peligro su coalición.

Romano Prodi: Es obvio que se refiere a la misión en Afganistán, pero de 350 votos, habrá más de 300 a favor, asi que no creo que se plantee el problema.

EuroNews: En Italia, todo el mundo o casi todo el mundo está de acuerdo en la necesidad de reformar el sistema electoral. ¿Qué modelo le parece el más adecuado: un sistema uninominal con dos vueltas, como en Francia, un sistema proporcional con algunos retoques como en España, o un sistema como el alemán que favorece las mayorías pero que no olvida a los partidos pequeños?

Romano Prodi: Yo pienso en un sistema en el que los ciudadanos puedan expresarse y que garantice la estabilidad. Hoy por hoy es imposible porque no hay acuerdo. Por eso busco un acuerdo amplio, porque un sistema electoral sólo puede cambiarse con un consenso amplio. Soy bastante flexible, pero no quiero renunciar a un objetivo claro: que el ciudadano pueda expresarse, que se garantice la gobernabilidad, pero también, según la concepción que tengo de la política, que haya dos polos que garanticen la alternancia del sistema.

EuroNews: ¿Le parece justo que formaciones que no han conseguido muchos votos tengan la capacidad de bloquear un gobierno?

Romano Prodi: No es justo, pero es la historia italiana. Después del fascismo, ni la Constitución ni la ley electoral tenían como objetivo la estabilidad, sino garantizar al máximo el pluralismo. Y se quedó así. Tampoco es justo que tengamos dos cámaras idénticas, que aprueban las mismas leyes, y si hay una diferencia mínima, que las leyes pasen de una cámara a otra, pero es un peso de nuestra historia, y por eso quiero cambiar la ley electoral.

EuroNews: ¿Cree que es más serio participar en misiones humanitarias, como hace Italia en Afganistán o en el Líbano, como hizo en Irak, o le parece más serio participar como una fuerza militar dispuesta a utilizar las armas, como las tropas estadounidenses y británicas?

Romano Prodi: Me parece serio participar en misiones en las que la ONU toma decisiones, me parece serio respetar nuestras obligaciones con los aliados, pero las misiones de paz como la que hemos organizado en el Líbano, tienen un papel fundamental en la pacificación civil. Al tratarse de zonas en conflicto, está claro que los soldados están armados, y que si es necesario, utilizarán las armas.

EuroNews: Hablando de aliados; Italia aún no ha pedido oficialmente la extradición de los 26 agentes de la CIA acusados de haber participado en el secuestro del ex imam egipcio Abou Omar. ¿Cómo piensa resolver este conflicto diplomático-jurídico?

Romano Prodi: En ese caso concreto, la decisión aún no ha sido tomada, en parte porque hemos pedido al Tribunal Constitucional que nos aclare ciertos aspectos jurídicos. Pero lo cierto es que me parece bastante extraño que incluso antes de que Italia haya decidido nada de nada, del lado estadounidense ya se diga que no van a extraditar a nadie.

EuroNews:Una de las grandes novedades de su programa fue la la ley de Parejas de Hecho (DICO), una forma de legitimar jurídicamente a las parejas homosexuales o heterosexuales. Algunos dicen que ha sacrificado el proyecto. En el extranjero, se escribe, se dice que el Vaticano tiene una influencia enorme. ¿Cree que tiene tanto peso como se dice en la política italiana?

Romano Prodi: El proyecto de ley de los Derechos y Deberes de los Convivientes, ha sido examinado, estudiado detenidamente, y no viola en absoluto los fundamentos de la familia. Es un proyecto en el que se reconocen ciertos derechos, no se desmarca de la tradición italiana. Y no es que el gobierno lo haya tirado por la borda; el gobierno ha presentado su proyecto. Ahora el Parlamento tiene entre las manos otros nueve proyectos, es decir, hay diez en total, y será el Parlamento el que decida si hay que sacar adelante uno de esos proyectos y cuál será el elegido. Desde ese punto de vista, el gobierno ya ha cumplido su cometido.

EuroNews: Lo del poder del Vaticano, ¿es sólo un cliché?

Romano Prodi: En Italia hay, por supuesto, una larga tradición de relaciones más estrechas entre la Iglesia y el Estado, porque también hay relaciones más estrechas desde el punto de vista geográfico, pero eso no afecta para nada la laicidad del Estado Italiano, como estipula de hecho el Concordato.

EuroNews: Hay una nueva forma de nacionalismo económico europeo que algunos llaman nacionalismo industrial. Algunos ejemplos: cuando la italiana Enel intenta entrar en el capital de Suez, París lo bloquea; cuando la alemana Eon intenta comprar una parte de la española Endesa, Madrid interviene. ¿Hasta que punto puede participar un Estado en las decisiones económicas de empresas semiprivadas?

Romano Prodi: Me habla de nuevo patriotismo, pero yo creo que es muy antiguo, tanto como la historia de Europa. Empecé mis estudios de economía analizando ese fenómeno, y creo que fui el primero en emplear el término de campeón nacional. En otros campos, todo esfuerzo de ese tipo estaría destinado al fracaso: aun estamos en una fase de transición, en la que ciertas fusiones transnacionales son obstaculizadas y otras no. Espero estar haciendo presión para que haya cada vez menos obstáculos públicos para la formacióbn de un auténtico mercado europeo. Y para conseguirlo completamente, las instituciones europeas tendrían que tener más fuerza. Porque ahora estamos en una paradoja; por un lado, no queremos o por lo menos, se tiene cierto miedo a que exista una política europea, pero después nos lamentamos cuando los países interfieren en problemas de ese tipo.

EuroNews: Se puede decir que Airbus es un ejemplo de cooperación económica, pero ¿lo es también de cooperación política entre los gobiernos europeos?

Romano Prodi: Airbus nació como un proyecto político y se está transformando cada vez más en un proyecto industrial. Lo que está sucediendo en estos días es sustancialmente la huella del paso de una estrategia política a una industrial. En una palabra; Airbus se está racionalizando frente a la competencia de Boeing, por tanto, se ve obligada a cerrar fábricas, a reestructurar, a despedir, a reorganizar…a hacer lo que había evitado hacer hasta ahora gracias a su potente dimensión política original. Ahora se comporta cada vez más como una empresa.