Última hora

Última hora

Conmoción en el Reino Unido por una paliza policial

Leyendo ahora:

Conmoción en el Reino Unido por una paliza policial

Tamaño de texto Aa Aa

La difusión de estas imágenes, recogidas por las cámaras de seguridad de una discoteca de Sheffield el pasado mes de julio, ha provocado la apertura de una investigación.

La víctima de estos cinco puñetazos es Toni Comer. Fue expulsada de la discoteca por conducta agresiva y ayer fue condenada a una multa de más de 350 euros. Asegura que durante la detención sufrió una crisis de epilepsia. “Desde aquel día he tenido muchos dolores de cabeza. Tenía una marca terrible en la espalda y el cuello, mis brazos temblaban. Aún tengo una marca sobre el ojo que me puedo cubrir facilmente”, relata. Toni Comer no descarta que detrás de esta actuación policial haya un componente de racismo. “El amigo con el que salí era asiático. Me da la sensación de que hubo un compornente racial. No había ningún policía negro, así que es posible. No me gustaría pensarlo, pero es una posibilidad” declara.

El policía, autor de estos golpes, ha sido retirado de cualquier servicio que implique contacto con el público.

En un comunicado ha reconocido haber pegado a la joven para reducirla ya que ella oponía una férrea resistencia.