Última hora

Última hora

Expectación en el Ulster a la espera de los resultados de los comicios

Leyendo ahora:

Expectación en el Ulster a la espera de los resultados de los comicios

Tamaño de texto Aa Aa

El reverendo protestante Ian Paisley está llamado a ser el próximo primer ministro de Irlanda del Norte… si se cumplen los pronósticos. El líder del Partido Democrático Unionista tiene la llave del futuro Gobierno norirlandés y en consecuencia de la restauración de la autonomía del Ulster, suspendida en 2002.

Las urnas cerraron ayer a las 10 de la noche hora local aunque los primeros resultados de estas históricas legislativas en Irlanda del Norte no se conocerán hasta este mediodía, debido a su complejo sistema electoral. Los comicios encierran la paradoja de que Unionistas y republicanos se baten para gobernar juntos, condición impuesta por el Acuerdo de Viernes Santo, en el 98.

Más paradójico aún, Paisley tendrá que tragarse el sapo de gobernar si todo sale según lo previsto con Martin McGuinness, histórico dirigente del IRA y jefe del equipo negociador del Sinn Fein (que todos los sondeos dan como segunda fuerza más votada).

Los unionistas de Paisley pusieron como condición para formar un gobierno compartido en el Parlamento de Stormont, que el Sinn Fein reconociera las instituciones del Ulster, la policía y los tribunales. El Sinn Fein recogió el guante a principios de este año, en una cesión histórica, así que la pelota está en el tejado del Partido Democrático Unionista.

La negociación se prevé dura y deberá ser rápida. El acuerdo debe forjarse antes del 26 de marzo, si no, el Ulster volverá a estar gobernado por Londres y Dublín indefinidamente.