Última hora

Última hora

El juicio abierto ayer contra una enfermera y una médica relanza el debate sobre la eutanasia en Francia.

Leyendo ahora:

El juicio abierto ayer contra una enfermera y una médica relanza el debate sobre la eutanasia en Francia.

Tamaño de texto Aa Aa

La enfermera, que no pudo retener las lágrimas, se enfrenta al cargo de “envenenamiento”, mientras que la doctora está acusada de complicidad, al recetar una inyección letal a Paulette Druais, enferma de cáncer en fase terminal. Fue la enfermera la que administró el producto en 2003.

“No reconozco las acusaciones de envenenamiento, lo hicimos por amor y compasión hacia nuestra paciente”, replica Laurence Tramois, la médica acusada.

Ni la víctima ni la familia habían solicitado, expresamente, que la ayudaran a morir, sin embargo, los familiares no han presentado denuncia alguna.

Su hijo pidió que ambas sean absueltas. “Sólo hicieron su trabajo”, añadió.

Delante del Tribunal de lo Criminal de Dordogne, al suroeste de Francia, decenas de militantes de varias asociaciones pro-eutanasia han formado una cadena humana en solidaridad con las dos acusadas. Éstas cuentan también con el apoyo de 2.000 médicos franceses que firmaron, la semana pasada, un manifiesto en favor de la despenalización de esta práctica, en determinados casos.