Última hora

Última hora

Un acusado australiano reabre los juicios militares de excepción en Guantánamo

Leyendo ahora:

Un acusado australiano reabre los juicios militares de excepción en Guantánamo

Tamaño de texto Aa Aa

El tribunal militar de excepción en la base estadounidense de Guantánamo reanuda hoy sus vistas, tras el cambio de régimen promulgado por el Congreso el año pasado para unos juicios considerados como sumarios por numerosos países.

El australiano David Hicks es el primer procesado. Este joven de 32 años y padre de dos hijos se ha visto obligado a dejar crecer sus cabellos hasta la cintura para poder taparse los ojos y poder dormir en su celda iluminada día y noche por los militares estadounidenses.

El fiscal militar Maurice Davis ha señalado que “la pena máxima a la que se enfrenta en este segundo juicio es cadena perpetua, aunque la fiscalía no tiene la intención de pedir dicha sentencia”, ha concluido. Está acusado de “proveer apoyo material a la red terrorista Al Qaeda” con la que supuestamente colaboró en Afganistán en 2001, año en el que fue apresado. Pese a la reforma, sigue sin tener derecho a un abogado y será defendido por un militar. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos siguen insistiendo en que el juicio no será justo porque permite el uso de información conseguida bajo la tortura o métodos coercitivos por la privación de sueño.