Última hora

Última hora

Odisea por el corazón de la miseria y la guerra: la travesía del Golfo de Adén

Leyendo ahora:

Odisea por el corazón de la miseria y la guerra: la travesía del Golfo de Adén

Tamaño de texto Aa Aa

Las playas de Yemen aparecen regularmente salpicadas de cadáveres de etíopes y somalíes lanzados al mar por los traficantes de personas, que por cuarenta dólares prometen sacarles de la miseria y la guerra que sufren en su país. Aboubakar Mohamed Cali explica dónde se sentó durante el infernal viaje y comenta que los traficantes son gente brutal, “muchos fuimos golpeados, pero por suerte conseguimos llegar a la playa, en mi barca todo el mundo sobrevivió”. No es lo habitual.

Naciones Unidas advierte de que la reactivación del conflicto de Somalia en los últimos meses ha empujado a miles de personas a intentar la travesía del Golfo de Adén. Los contrabandistas arrojan al mar infestado de tiburones a los pasajeros cuando no hay suficiente agua para beber o se quejan demasiado y les pegan, como explicaba a las cámaras el doctor yemení Ahmed Salem.

Las mujeres son violadas en el trayecto y a veces, si el contrabandista quiere, se las lleva de vuelta a Somalia. Zeinab Ali Addon tuvo más suerte, pero explica que al llegar a la costa les obligaron a saltar al agua, “nos quedamos muy impactadas al ver todos esos cadáveres en la playa”, comenta.

Unas 26.000 personas han intentado la travesía en lo que va de año. Más de 600 habrían muerto o desaparecido, según los cálculos de las pocas organizaciones humanitarias presentes sobre el terreno.