Última hora

Última hora

Bhumibol Adulyadej, o el rey 'divino' que se hizo a sí mismo

Leyendo ahora:

Bhumibol Adulyadej, o el rey 'divino' que se hizo a sí mismo

Tamaño de texto Aa Aa

Una impresionante marea humana cubría la plaza real de Bangkok el pasado mes de junio. Vestidos de amarillo, el color de la corona, miles de tailandeses celebraban con devoción casi religiosa el sesenta aniversario de la designación del monarca Bhumibol Adulyadej.

El rey es para muchos tailandeses casi una divinidad sobre la tierra. Todos le profesan un inmenso respeto. En efecto, el Rey Bhumibol se ha ido ganando el corazón de los tailandeses con sus maneras pausadas pero firmes y se ha convertido en el árbitro supremo de la vida política del país.

Aunque en la corte se habla un idioma particular, incomprensible para el pueblo llano, el Rey es percibido como el defensor de la gente corriente frente a la élite político-militar que dirige el país. Nacido en Estados Unidos el cinco de diciembre de 1927, Bhumibol tiene 18 años en 1946, cuando acepta convertirse en Rey. El joven estudiante de derecho pone una condición: poder continuar sus estudios en Suiza.

Es coronado cuatro años después, en 1950, con el nombre Rama IX. Aunque Tailandia es una monarquía constitucional desde 1932 el nuevo Rey impulsa reformas a diferentes niveles para hacer más democrática la Constitución.

Se supone que no tiene competencias en asuntos políticos, pero el Rey ha franqueado la barrera en diferentes momentos de la turbulenta historia de Tailandia, aunque siempre cuidadoso de no verse implicado abiertamente en los azarosos acontecimientos de la vida política.

Durante el último y enésimo Golpe militar, en septiembre del año pasado, los militares llevaban un brazalete amarillo, signo de lealtad al rey. Se da la circunstancia de que Bhumibol no tenía muy buenas relaciones con el primer ministro depuesto. El rey designó a uno de sus hombres de confianza, el general Surayad Chulanont, que acaba de anunciar la celebración de elecciones legislativas en diciembre.