Última hora

Última hora

Los marinos británicos desmienten la versión iraní de su detención y denuncian "presiones psicológicas" para obligarles a confesar

Leyendo ahora:

Los marinos británicos desmienten la versión iraní de su detención y denuncian "presiones psicológicas" para obligarles a confesar

Tamaño de texto Aa Aa

Los marinos británicos capturados por Irán afirman que su detención fue ilegal y defienden que fueron “presionados psicológicamente” por las autoridades iraníes para obligarles a confesar. En la base militar de Devon, en el Reino Unido, una representación de los quince soldados ha ofrecido, un día después de su vuelta a casa, un comunicado relatando los pormenores de su arresto y cautiverio: “Cuando fuimos detenidos por la Guardia Islámica Revolucionaria, estábamos claramente en aguas iraquíes – explicó el teniente Felix Carman – La detención fue ilegal y no fue una experiencia agradable”.

“Nos mantuvimos fuertes todo el tiempo que consideramos necesario, pero después llegamos a la conclusión de que debíamos ver qué querían nuestros captores. Estamos inmensamente orgullosos de nuestro equipo. Su valor y dignidad durante esta detención ilegal se mantuvo a la altura de lo que se espera del servicio militar británico”.

“Nos mantuvieron aislados a todos. Nos interrogaron la mayor parte de las noches y nos dieron dos opciones: Si admitíamos que estábamos en aguas iraníes, nos mandarían directamente en avión a casa. Sino, nos enfrentaríamos hasta a siete años de prisión”.

Durante las dos semanas de cautiverio, las autoridades iraníes publicaron numerosos videos, en los que los soldados llegaban a reconocer que se encontraban en aguas territoriales iraníes. Los marinos también han criticado duramente la presión ejercida por las autoridades iraníes sobre su compañera Faye Turney, única mujer de la misión. Horas después, Irán ha hecho saber su respuesta a estas declaraciones, a las que ha calificado de “propaganda”.