Última hora

Última hora

Una ciudadana británica pierde la batalla legal para utilizar embriones congeladossin el consentimiento de su ex pareja

Leyendo ahora:

Una ciudadana británica pierde la batalla legal para utilizar embriones congeladossin el consentimiento de su ex pareja

Tamaño de texto Aa Aa

Natalie Evans ha perdido la última posibilidad de ser madre biológica. Ante la negativa de su ex pareja Howard Johnston, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha rechazado la pretensión de esta británica. Quería implantarse unos embriones fecundados por su antiguo compañero sentimental cuando aún mantenían una relación.

La decisión es definitiva, y pone fin a una serie de apelaciones de Evans, estéril tras verse privada de los ovarios por culpa de un cáncer.

Durante todo el proceso, Howard Johnston siempre se había mostrado inamovible: “Yo decidiré cuando formo una familia”, llegó a afirmar en una ocasión.

En el año 2000, ante la enfermedad de la mujer, ambos decidieron realizar una fecundación in vitro de unos embriones, que posteriormente fueron congelados. Sin embargo, tras su rupturá en 2002 él revocó su consentimiento para impedir que fuesen implantados en el útero de su ex pareja.