Última hora

Última hora

Rumanía: una crisis que viene de lejos

Leyendo ahora:

Rumanía: una crisis que viene de lejos

Tamaño de texto Aa Aa

Carismático y aún muy popular en Rumanía, Traian Basescu lleva el timón de su país desde diciembre de 2004.

Pero el ex marino que condujo su país a la Unión Europea es cada vez más criticado por sus detractores, que le tachan de arrogante, parcial y déspota.

Convencido del respaldo popular, Basescu ironizaba ayer mismo sobre el futuro inmediato.

“Creo afirmaba que está bien que el electorado juzge y decida a quién quiere mantener, al presidente o quién sabe, al Parlamento”

Tras las sonrisas de cara a la galería, la crisis que ha estallado hoy se gesta desde hace mucho, aunque el objetivo europeo había obligado al presidente y a su primer ministro a limar asperezas.

Consumada la entrada en la UE, las hostilidades han resurgido con fuerza…y sin disimulo. Basescu lucha contra dos frentes: su primer ministro y la oposición parlamentaria.

A principios de mes, Calin Tariceanu obtuvo el aval del Hemiciclo para una remodelación ministerial de la que excluyó a los ministros demócratas del campo de Basescu; resultó un gobierno minoritario formado por sus colegas liberales y los demócratas magiares y apoyado por la oposición social-demócrata.

Pero las alianzas de conveniencia destinadas a precipitar la caída de Basescu no garantizan la estabilidad.

Ni la oposición socialdemócrata ni los liberales de Tariceanu están listos para pasar la prueba de las urnas. Los analistas coinciden en que en caso de elecciones anticipadas, Basescu tiene todas las posibilidades de ganar.

Su victoria daría al traste con la estrategia de la oposición, que además, ofrecería al presidente cinco años de poder suplementario.

La crisis podría poner al país en aprietos, sobre todo a pocos días de la visita de un grupo de expertos de Bruselas encargados de evaluar los avances del país sobre todo en el terreno de la justicia.