Última hora

Última hora

Belgrado transmite a la misión de la ONU su visión sobre el futuro de Kosovo

Leyendo ahora:

Belgrado transmite a la misión de la ONU su visión sobre el futuro de Kosovo

Tamaño de texto Aa Aa

Belgrado intentó hoy convencer a la misión de la ONU de que el futuro de Kosovo está en una amplia autonomía dentro de Serbia. Los embajadores del Consejo de Seguridad evalúan la situación sobre el terreno antes de tomar una decisión sobre el estatuto final para esta provincia serbia, poblada mayoritariamente por albonokosovares.

El Gobierno de Belgrado aseguró que en Kosovo no se respetan los principios democráticos básicos para garantizar la seguridad de la minoría serbia. Con el objetivo de explicar a la delegación de la ONU esa situación, miles de desplazados serbokosovares se congregaron en Rudnica, en la frontera entre Kosovo y Serbia.

“No se dan las condiciones para volver, cuando se den, me gustaría volver. No me veo viviendo en Serbia. Mi casa está en Kosovo. Quiero volver y vivir como solía, con libertad de pasearme por las calles, ir al cine o a un concierto”, dijo Dragan Gemanjevic, refugiado serbio.

Estos desplazados quieren volver a sus hogares, que abandonaron hace ocho años por el acoso albanokosovar. Denuncian la falta de un regreso organizado, sostenible y seguro.

En Prístina, el presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, señaló que quieren “mostrar e informar a la delegación del Consejo de Seguridad de los cambios en Kosovo y de su necesidades”. También dijo que espera que no haya “retrasos” y que haya pronto una “nueva resolución”.

Bajo administracìón de la ONU desde 1999, Kosovo espera con impaciencia su nuevo estatuto. La mayoría de sus habitantes, albanokosovares quieren independizarse de Serbia. Belgrado rechaza la independencia vigilada que propone el plan Ahtisaari, del mediador de la ONU. Un plan que Rusia amenaza con vetar.