Última hora

Última hora

Segunda noche de enfrentamientos en la capital estonia

Leyendo ahora:

Segunda noche de enfrentamientos en la capital estonia

Tamaño de texto Aa Aa

El desmantelamiento del monumento a los soldados soviéticos de Tallin ha enfrentado una noche más a nacionalistas estonios y rusófonos con la policía. Los antidisturbios tuvieron que emplearse a fondo para evitar que se repitieran los actos vandálicos que la madrugada del viernes dejaron un muerto y decenas de heridos.

Ante la gravedad de los disturbios, el presidente estonio, Toomas Hendrik, hizo ayer un llamiento a la calma, en el que tachó de delincuentes a quienes participaron en los incidentes.

Símbolo de la victoria frente a los nazis para los rusófonos, icono de la ocupación soviética para la población autóctona, la retirada del controvertido monumento del centro de Tallin ha sido duramente criticada por Moscú, que la ha calificado de sacrilegio y ha amenazado con sanciones económicas a su vecino báltico.

La cámara alta rusa ha pedido incluso al Kremlin la ruptura inmediata de relaciones con Estonia. Su presidente, Sergei Mironov, considera que se ha ultrajado la memoria de los soldados soviéticos y que Moscú no puede quedarse con los brazos cruzados.

Frente a la embajada de Estonia en Moscú, centenares de jóvenes protestaron ayer por el desmantelamiento del Soldado de Bronce. El secretario general de la ONU ha pedido a los dos países que resuelvan el contencioso por la vía de la conciliación y el respeto.