Última hora

Última hora

Los sondeos auguran un descalabro laborista en las regionales esocesas

Leyendo ahora:

Los sondeos auguran un descalabro laborista en las regionales esocesas

Tamaño de texto Aa Aa

No son unos comicios generales, aunque lo parecen. El Reino Unido está celebrando las últimas elecciones autonómicas y locales de la era Blair, una prueba de fuego para el laborismo británico y un test de popularidad que puede ser premonitorio de lo que ocurra en las próximas legislativas.

Según los últimos sondeos, el partido del actual gobierno va a sufrir un considerable descalabro electoral tanto en Inglaterra como en Gales, pero sobre todo en Escocia, donde los nacionalistas de Alex Salmond amenazan con convertirse en la mayor fuerza parlamentaria por primera vez en la historia.

Si eso ocurre el varapalo que sufrirían los laboristas sería muy significativo. Primero porque Escocia ha sido tradicionalmente uno de sus feudos más leales. Pero además porque el sucesor de Tony Blair, el ministro de Finanzas, Gordon Brown, es de origen escocés, y una derrota en casa erosionaría su imagen a tan sólo dos meses de que asuma la jefatura del Gobierno.

Los presagios no son buenos, su hombre de confianza en la región, el líder del partido laborista escocés, Jack Mc Connell, es el político menos popular de los tres en liza, por detrás de Salmond y del candidato liberal.