Última hora

Última hora

Hollande no tolerará una nueva guerra por el liderazgo socialista antes de las legislativas francesas

Leyendo ahora:

Hollande no tolerará una nueva guerra por el liderazgo socialista antes de las legislativas francesas

Tamaño de texto Aa Aa

La amarga derrota de la izquierda en estas presidenciales ha puesto de manifiesto lo que muchos ya sospechaban antes de comenzara la campaña electoral; que el Partido Socialista francés está profundamente dividido en su seno. De hecho, su secretario general anunciaba esta mañana que no piensa tolerar que se desate una nueva guerra por el liderazgo de la formación. Al menos, no antes de las legislativas que van a celebrarse dentro de un mes.

“Por supuesto que Segolene Royal participará en nuestra próxima campaña decía Francois Hollande. Es la mujer que ha conseguido devolverle la esperanza a las bases de nuestro partido y, a pesar de que no ha sido elegida, goza de una gran popularidad, así que seguirá con nosotros. Y espero que toda la izquierda trabaje codo con codo porque nuestro objetivo es conseguir el mayor número posible de diputados”, concluía.

Horas antes, la candidata socialista reconocía, por un lado, su derrota y, por otro, que el partido necesita cerrar filas en torno a un proyecto común si quiere recuperar la mayoría en el Parlamento galo, consciente que los pesos pesados de su formación han tomado ya posiciones para sustituirla al frente de la oposición.

“Lo que hemos empezado juntos vamos a continuar haciéndolo juntos decía Royal. Podéis contar conmigo para profundizar en el proceso de renovación que ha emprendido la izquierda y para buscar nuevas convergencias más allá de nuestras actuales fronteras. De ello dependerán nuestras futuras victorias continuaba. Y desde hoy me comprometo con ese proyecto y os aseguro que asumiré las responsabilidades que se me exijan”.

Entre los más críticos con la candidata socialista se encuentra Dominique Strauss-Kahn. Momentos después de conocer los resultados, el principal rival de Royal en las pasadas primarias se proponía para emprender la reforma del partido. “La izquierda francesa jamás ha estado tan debilitada en la primera ronda como en esta ocasión. Ni siquiera en 2002 aseguraba. Y ¿por qué?, porque la renovación de nuestro partido aún no ha terminado”. Esta tarde veremos qué ocurre, ya que la cúpula socialista se reúne por primera vez tras las presidenciales. En primer lugar, para analizar la derrota, pero también para comenzar a diseñar su nueva estrategia de cara a la próxima cita con las urnas.