Última hora

Última hora

América Latina el Eldorado de los Evangelistas

Leyendo ahora:

América Latina el Eldorado de los Evangelistas

Tamaño de texto Aa Aa

Levantan los brazos al cielo para que Dios entre directamente en sus corazones y en sus cerebros para cambiar de vida instantáneamente. Es una misa de una de las múltiples Iglesias evangelistas que proliferan en América Latina desde hace 20 años, y que rompen el monopolio del catolicismo.

La salvación instantánea es una idea que seduce a los pobres, un 30% de la población argentina, donde la crisis de 2001 y 2002 devastó a la clase media. Cada día, los predicadores repiten la palabra de Dios en los suburbios de Buenos Aires: “vos que estás sentada, mujer angustiada, ya tienes todo perdido: tu casa está perdida; tu familia está perdida. Hay alguien que va a solucionar tu problema”.

En cada servicio religioso de la Iglesia Jesus es Amor, se dan nuevos ejemplos de cómo Dios ayuda a los fieles. Este hombre asegura que el Señor le ha curado el Sida que contrajo hace 18 años. El predicador certifica, análisis en mano, que está curado. “Milagrosamente dice triunfal los valores cambiaron y se declara sano de SIDA”.

En Argentina los fieles representan hasta el 25% de la población de los barrios marginales, el 12% a escala nacional. Según el periodista Alejandro Seselovsky, la cifra de evangelistas no deja de aumentar: “Vivimos en una era de la velocidad y hay gente que ya no puede esperar a morirse par salvarse, se tiene que salvar ahora. Y estas iglesias venden eso, por eso crecen.”

En Brasil, la Iglesia católica sufre la misma hemorragia; ha perdido una cuarta parte de sus fieles en solo 25 años. Los evangelistas han llenado el vacío dejado por la Iglesia católica en este inmenso país de 155 millones de católicos, pero donde el número de sacerdotes por fieles, uno por siete mil quinientos, es mucho más bajo que en Europa.

La contradicción flagrante entre la enorme pobreza y la sociedad del hiper consumo ha llevado a miles de personas a franquear las puertas de confesiones con una fachada más moderna. Ademas el catolicismo popular en América Latina, al enfatizar en los milagros y en la relación personal con lo sobrenatural, presenta una visión del cristianismo no tan alejada de la de los evangelistas.