Última hora

Última hora

Los refugiados huyen de la violencia en el Líbano

Leyendo ahora:

Los refugiados huyen de la violencia en el Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

El alto el fuego declarado ayer por los extremistas suníes de Fatah al Islam permite huir a los refugiados del campo de Nahar al Bared. Pero en el interior se han quedado miles de palestinos. A pie, en autobuses o en el maletero del coche, lo importante es huir del hambre, de la sed y de la destrucción que han dejado tres días de violencia.

Algunos no callan la rabia e increpan a los soldados libaneses. “Traidores”, les dice esta mujer, “estáis disparando contra niños”. El éxodo de una parte de los más de 30.000 palestinos que vivían en el campo de Nahr al Bared, al norte de el Libano, les dirige a Al Badawi, otro campo de refugiados a unos siete kilómetros de distancia.

Los que huyen dicen que la operación es una excusa para castigar a los palestinos. Afirman que las zonas de Fatah al Islam apenas han sido dañadas. Nadie sabe cuento tiempo más van a durar los enfrentamientos que han significado la muerte de unas cien personas, muchos de ellos civiles.

La situación continúa tensa. En el exterior del campo, esta mañana el Ejército libanés acumulaba más carros de combate y efectivos.