Última hora

Última hora

Darfur, algo más que una crisis humana

Leyendo ahora:

Darfur, algo más que una crisis humana

Tamaño de texto Aa Aa

En el centro del debate entre la administración Bush y el régimen de Jartum, el despliegue en Darfur de una fuerza de paz conjunta de la ONU y la Unión Africana formada por más de 20 mil hombres.

Esos efectivos reemplazarían a lo soldados de la Unión Africana presentes en el terreno.

Mal equipada y peor financiada, esta misión se ha mostrado completamente incapaz de controlar la situación. Pero el presidente sudanés se opone al plan de la ONU, en el que ve una clara voluntad colonizadora por parte de las potencias occidentales.

El de Darfour se suele presentar como un conflicto étnico entre las poblaciones árabes con tradiciones nómadas, como los Yanyauid, y las tribus negras africanas, sedentarias y que no hablan árabe.

Las fuerzas rebeldes de las tribus africanas representadas por el Movimiento de Liberación de Sudán, y el Movimiento Justicia e Igualdad dicen luchar por el establecimiento de un Sudán democrático frente al gobierno central.

Su combate lo libran contra los temidos Janjawid, una milicia árabe que cuenta con el apoyo bajo cuerda del gobierno que les proporciona armas y asistencia.

“Divide y vencerás” es el análisis que hacen los expertos occidentales de la estrategia del presidente Omar al Bachir, ahora en el punto de mira de Estados Unidos.

Como telón de fondo del conflicto, intereses que van más allá de las preocupaciones humanitarias. Sudán se ha convertido en un país petrolero, y su oro negro beneficia principalmente a China.

La mitad del petróleo sudanés le pertenece, lo que explica su oposición a un endurecimiento de las sanciones. Para el enviado chino en Darfur, occidente aborda el problema con hipocresía: “Si la comunidad internacional espera sinceramente ayudar a resolver el problema de Darfur y el de otras regiones africanas, debería proporcionar ayudas al desarrollo además de ayuda humanitaria”

Mientras Jartum prosigue su pulso con la comunidad internacional, Francia ha propuesto la apertura de un corredor humanitario a través del Chad para aliviar el drama de las víctimas de la región. La violencia en Darfur ha causado 200.000 muertes y más de dos millones de desplazados desde 2003 según cifras de la ONU.