Última hora

Última hora

El bolso de Tinky Winky

Leyendo ahora:

El bolso de Tinky Winky

Tamaño de texto Aa Aa

Los niños polacos no serán privados de teletubbies. Las sospechas de propaganda encubierta de la homosexualidad que rodeaban al programa británico han sido eliminadas por un sexólogo. El objeto que levantó las suspicacias fue el bolso de uno de los personajes masculinos de la serie, la más vista por los niños de cero a dos años.

La mediadora para los Derechos del Menor anunciaba en un semanario haber dejado el asunto en manos de expertos: “Si se fomentan actitudes inapropiadas habrá que hacer algo”. Inmediatamente después, desmentía haber pronunciado esa frase. El affaire “Homotubby” ha puesto en una situación embarazosa al gobierno conservador de los hermanos Kachinsky, y muy especialmente al ministro de Educación y número tres del ejecutivo Roman Giertych.

El líder de la ultracatólica Liga de las Familias Polacas, acusado ya de más de un derrape homófobo, anunció la semana pasada su intención de adoptar una enmienda para prohibir toda información sobre la homosexualidad en el colegio. Bruselas, que vigila de cerca la política del Ejecutivo polaco hacia los homosexuales ha multiplicado en los últimos tiempos los manifiestos de condena.

El del pasado 20 de mayo en Varsovia, 25 eurodiputados participaron en una multitudinaria Marcha por la igualdad, una manifestación tradicional para defender los derechos de los homosexuales.

A principios de mes el Parlamento votó una resolución condenando los proyectos de ley de carácter homófobo…en particular varios de Polonia y Letonia. También el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos condenó a Varsovia por prohibir varias reuniones homosexuales en la primavera de 2005.

Pero a juzgar por una reciente encuesta, la homofobia en Polonia no es coto exclusivo del gobierno: el 53% de los polacos considera que la homosexualidad es un pecado. El 57% cree que gays y lesbianas no deberían mostrar sus tendencias en público y el 45% cree que se les debería incitar a cambiar su orientación sexual.