Última hora

Última hora

Berlín y Washington difieren cómo abordar el cambio climático en el G8

Leyendo ahora:

Berlín y Washington difieren cómo abordar el cambio climático en el G8

Tamaño de texto Aa Aa

La lucha contra el cambio climático, uno de los objetivos primordiales de la próxima reunión del G8, puede quedarse atascada por las diferencias entre Estados Unidos y Alemania.

Mientras las organizaciones ecologistas se manifiestan en Rostock exigiendo que los países más industrializados actúen urgentemente, George Bush llevará a Heiligendamm una propuesta que muchos juzgan poco ambiciosa.

Berlín, anfitrión de la cumbre, ha dejado claro que no aceptará compromisos de medias tintas e intentará que el G8 apoye los objetivos más ambiciosos de la Unión Europea.

El gobierno de Australia, el mayor contaminador per cápita del mundo, acaba de anunciar que establecerá un límite nacional de emisión de gases.

“Australia continuará liderando la lucha contra el cambio climático, tanto en el mundo como en la región Asia-Pacífico”, ha dicho el primer ministro australiano, John Howard, añadiendo que “no lo haremos dando lecciones, sino consiguiendo apoyos para acabar con este enorme desafío global”.

Canberra cambia así una política que hasta el momento había sido contraria a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

De los ocho países más industrializados que se reúnen a partir del miércoles en Alemania, sólo Estados Unidos no ha ratificado el protocolo de Kioto, que vence en 2012.