Última hora

Última hora

División entre los checos ante la visita de Bush y el escudo antimisiles estadounidense

Leyendo ahora:

División entre los checos ante la visita de Bush y el escudo antimisiles estadounidense

Tamaño de texto Aa Aa

La policía comienza a desplegar las habituales medidas de seguridad reforzadas en Praga ante la visita esta noche del presidente estadounidense. George Bush ha elegido la República Checa para iniciar su gira europea, decidido a convencer a los escépticos de las bondades de acoger el escudo antimisiles.

“Yo quiero el radar América es un gran aliado, debemos mantener nuestras promesas y acuerdos” decía un viandante. Un habitante de la capital, más joven, opinaba que hay pros y contras., “me preocupa la reacción rusa, podría llevar a tensiones innecesarias y a una carrera armamentística”.

En efecto la cuestión del escudo antimisiles divide a Moscú y Washington, y a los habitantes de la zona donde está prevista la construcción del radar. En algunos pueblos se han celebrado referendos no vinculantes y en su gran mayoría la gente rechaza tener una instalación semejante cerca de casa.

Aparte de la nada desdeñable alianza estratégica con Estados Unidos para algunos checos el proyecto es una oportunidad económica. La mayoría -un 60 por ciento dicen los sondeos-lo rechaza, o al menos tiene grandes dudas sobre el proyecto.

La historia checa con las ocupaciones alemana y luego soviética hace además que no sea bien percibida una nueva presencia militar, aunque sea pactada.