Última hora

Última hora

Las protestas contra la cumbre del G8 durante la segunda jornada comenzaron en el agua y de una manera muy espectacular

Leyendo ahora:

Las protestas contra la cumbre del G8 durante la segunda jornada comenzaron en el agua y de una manera muy espectacular

Tamaño de texto Aa Aa

Dos lanchas hinchables de Greenpeace entraron en la zona de seguridad del balneario de Heiligendamm. Durante diez minutos fueron perseguidas por las patrulleras alemanas. El resultado: dos activistas y un policía heridos además de 21 ecologistas detenidos.

El agua también fue la protagonista de las manifestaciones que se realizaron en tierra. La policía se volvió a valer de cañones de agua para evitar que se acercaran demasiado a la valla que rodea el balneario. A pesar de momentos puntuales, las protestas se desarrollaron en un ambiente festivo y pacífico. Aún así llegaron refuerzos, unos 230 policías, con el fin de garantizar la seguridad de la cumbre, que termina hoy.

La jornada la cerraron los anti G8 con música. Unas 70.000 personas se reunieron para escuchar a Bob Geldof y a Bono. Este último terminó el concierto coreando el lema “mantened vuestras promesas” con otras 70.000 voces que le hicieron de comparsa.