Última hora

Última hora

Al fin, profeta en su tierra

Leyendo ahora:

Al fin, profeta en su tierra

Tamaño de texto Aa Aa

A sus 83 años, Simon Peres, el decano de la política israelí terminará su carrera con los honores que le confiere este puesto esencialmente honorífico y protocolario que le arrebató en 2000 Moshe Katsav. Profeta más en el escenario internacional que en su propio país,

Peres es el único superviviente de los tres protagonistas de los Acuerdos de Oslo entre Israel y los palestinos en 1993.

Desde entonces, el segundo de abordo de Isaac Rabin se fue significando cada vez más como partidario de una paz negociada entre Israel y los árabes, que incluyera concesiones a los palestinos

Un año después de su rúbrica en Oslo, Simon Peres, Isaac Rabin y Yaser Arafat reciben el Nobel de la Paz. En aquella época, el final de la violencia en Oriente Próximo parecía cercano y posible.

Hasta que el 4 de novimebre de 1995, durante un mítin en Tel Aviv Isaac Rabin es asesinado por un extremista israelí.

Simon Peres asiste al crimen y a la resultante agonía del proceso de paz.

Nacido en Polonia, Peres tenía 11 años cuando su familia emigra a Israel.

A los 25, se alista en el Tsahal. David Ben Gurion le nombra jefe de recursos materiales y humanos.

Elegido diputado por primera vez en el 52, llega a ser director del ministerio de Defensa, un puesto por el que actualmente se le considera “padre” del programa nuclear israelí.

Aunque las urnas le han dado la espalda con obstinación, hasta cinco veces, los vaivenes de la historia le llevan a ocupar el cargo de primer ministro en dos ocasiones.

Figura histórica del laborismo, partido en el que ha efectuado toda su trayectoria política, en 2006 se une a Kadima, la formación centrista de Ehud Olmert fundada por Ariel Sharon. Bajo esa bandera, se presentó a las presidenciales.