Última hora

Última hora

Veteranos unidos contra el "agente de la muerte"

Leyendo ahora:

Veteranos unidos contra el "agente de la muerte"

Tamaño de texto Aa Aa

Se consideran víctimas del agente naranja, y exigen indemnizaciones a los fabricantes de ese
herbicida extremadamente tóxico utilizado por Estados Unidos durante la guerra de Vietnam.

En el grupo hay veteranos estadounidenses cuyas secuelas aparecieron de forma tardía y sobre todo, vietnamitas que no han sido indemnizados nunca.

En 2005 la justicia estadounidense les negó la posibilidad de llevar su caso a los tribunales, pero ellos recurrieron ela decisión. David Klein de la asociación Veteranos por la Paz:

“Si quieres acabar una guerra, tienes que ayudar a las víctimas y a los veternaos en su búsqueda de justicia, sostiene y los vietnamitas están luchando por sus derechos. Como veteranos norteamericanos les apoyamos y queremos que se haga justicia con las víctimas”

Entre 1962 y 1971 la aviación estadounidese roció 80 millones de litros de la dioxina herbicida sobre la jungla vietnamita. El objetivo era privar de escondites al vietcong, la guerrilla comunista.

Conocido como “agente naranja” por los bidones donde se transportaba, el herbicida contiene uno de los venenos más virulentos que existen: la dioxina TCCD.

Se contabilizaron 6 mil misiones antes del final de las pulverizaciones en 1971. En grandes extensiones del país, el veneno pasó al agua y a la cadena alimentaria.

Tres millones de personas estuvieron expuestas directamente durante la guerra. Un millón sufre graves problemas de salud, y 150 mil niños, de la segunda y tercera generación, padecen graves malformaciones.

Los vietnamitas acusan a 10 compañías químicas estadounidenses, entre ellas Monsanto y Dow Chemicals. El procurador John Moore exponía las razones de los demandantes en 2005:

“Las empresas químicas no tenían que producir un producto venenoso, de hecho, el gobierno les pidió que produjesen un herbicida que no fuera peligroso para la salud de los hombres, de las mujeres ni de los niños, acusa y eso está reflejado en el contrato, pero ellos lo hicieron, y sabían muy bien lo que estaban haciendo. Pese a todo, siguieron haciéndolo porque querían ganar dinero”